La candidatura de Segarra como vocal al Consejo Fiscal figura junto a la de otros cinco profesionales que la Unión Progresista de Fiscales (UPF) presenta. Segarra, que el pasado otoño celebró 30 años de fiscal, sigue "entusiasmada" con su trabajo, como recoge en un comunicado publicado en la web de la UPF.

Así, recuerda que en sus primeros años en Barcelona le marcó "de forma especial" aprender con un jefe como Carlos Jiménez Villarejo, "siempre atento a potenciar a los jóvenes y pionero en el trabajo en favor de la especialización y de la protección de los colectivos en riesgo, hoy ya generalizadas en todas las fiscalías".

Luego fue destinada a Sevilla, donde actualmente ejerce como fiscal jefe, puesto al que accedió hace más de doce años. En este sentido, manifiesta que ha querido desarrollar "una jefatura que facilite un espacio para el desarrollo de las capacidades de todos los fiscales que la integran, aunque desgraciadamente la carga de trabajo que hoy pesa sobre las fiscalías dificulta ese objetivo".

Además, añade que esta experiencia como fiscal jefe le ha permitido tener una visión más amplia de los puntos fuertes, "indudablemente las personas, y nuestra enorme capacidad de motivación", y las debilidades como institución.

"El despliegue territorial de las fiscalías (no siempre acertado), el digital (con enormes carencias fruto de la gestión de un Ministerio de Justicia que no se ha planteado dotar a las fiscalías de herramientas acordes con los progresos que si ha ido realizando en los últimos años con las secretarías de los juzgados), las escasas plantillas de nuestras secretarías, que no pueden realmente asumir el apoyo a los fiscales limitándose a rellenar registros de entradas y salidas, y las mejoras laborales necesarias (por ejemplo, la compensación económica ante la imposibilidad real de organizar en las fiscalías los días de libranza; el abono de los días de guardia perdidos durante las bajas por enfermedad o la nivelación salarial conforme a las funciones que se realizan), son candentes temas pendientes de liderar en el próximo Consejo Fiscal", expone Segarra en su comunicado, recogido por Europa Press.

PROTECCIÓN ANTE "PRESIONES CONCRETOS O AMBIENTALES"

En este sentido, Segarra, de 54 años de edad, no olvida buscar los mecanismos de protección para los fiscales "ante presiones concretas o incluso ambientales, como las que se están viviendo en alguna CCAA, que pueden afectar a la tranquilidad con la que se debe abordar realizar un trabajo bajo el principio de imparcialidad".

"No son sólo cuestiones asociativas, son problemas que repercuten en la organización y la salud laboral de todos y que deben ser abordados de forma institucional desde el Consejo Fiscal", confía.

Por último, expresa que es un momento "trascendental de reivindicarnos a nosotros mismos, a nuestro trabajo del que estamos orgullosos y a nuestros valores, mediante la participación en estas votaciones, llevando al Consejo Fiscal a un equipo de fiscales valiente y capaz, como los que componen la candidatura en la que me presento".

ELECCIONES AL CONSEJO FISCAL

Tras cumplirse los cuatro años de mandato, ahora será la junta electoral la que tutelará el proceso electoral por la que serán electos los nueve vocales que conformarán el nuevo Consejo Fiscal, constituido a su vez por los vocales natos: el fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar; el teniente fiscal, Luis Manuel Navajas; y el jefe de la Inspección, Fausto José Cartagena.

El pasado 6 de noviembre, se reunió la junta electoral para iniciar los procedimientos de convocatoria electoral, que está compuesta por el fiscal general; el fiscal Fausto Cartagena; el fiscal más antiguo del Tribunal Supremo, Fernando Sequeros; y las fiscales María Dolores Andrade Otero y María Rodríguez Laborda.

Las últimas elecciones al Consejo Fiscal se celebraron el 6 de febrero de 2014, en las que la mayoritaria Asociación de Fiscales obtuvo seis representantes, mientras que los tres miembros restantes que integran el órgano consultivo de la Fiscalía del Estado pertenecen a la Unión Progresista de Fiscales.

Estos nueve vocales se eligen cada cuatro años por los miembros del Ministerio Público en servicio activo, constituidos en un único colegio electoral. El Consejo Fiscal puede funcionar en Pleno y en Comisión Permanente.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.