De este modo, aseguran desde el sindicato, "no se cubrirá ninguna plaza de bajas que se produzcan entre el 15 de marzo, fecha del último llamamiento, hasta el 9 de abril, momento en el que iniciarán otra vez los llamamientos".

Ésta es "una práctica habitual" de la Consejería, aseguran, "que paraliza los llamamientos cuando se avecina un periodo vacacional o un puente largo" y entretanto, se preguntan: "¿quién se ocupa de los alumnos que en estas fechas se quedan sin profesor?".

Fesp-UGT La Rioja exige a la Consejería "la cobertura inmediata de las ausencias del profesorado en los centros públicos, y rechaza tener que esperar ni un día desde que se produce dicha ausencia".

"Se trata de un recorte más disfrazado de medida de ahorro, que no responde a la tan deseada y pregonada calidad educativa", indican.

Asimismo, Fesp-UGT La Rioja demanda que el artículo 4 del RD-Ley 14/2012 "sea derogado y sustituido por otra norma que establezca que las sustituciones se lleven a cabo de forma inmediata".

Además, el Ministerio de Educación instó a que se cubrieran sin demora las bajas en los siguientes casos: Centros Rurales Agrupados (CRAs), profesores que atienden alumnos con necesidades educativas, bajas de paternidad, adopción o embarazo y los docentes que se encargan del 2º curso de Bachillerato.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.