Valle de los Caídos
El Valle de los Caídos, en el interior de cuya basílica descasan los restos de más de 33.400 víctimas de la Guerra Civil. EFE

El prior de la Abadía Benedictina que regenta el Valle de los Caídos, Santiago Cantera, habría accedido a desbloquear el proceso para abordar las exhumaciones autorizadas judicialmente en el mausoleo. Este cambio de postura se produce después de que el presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, dijera públicamente que no se podía negar.

"Si la autoridad legítima al abad del Valle de los Caídos le dice que aquí tenemos estos restos y mandemos que sean custodiados, este no se puede negar, ni a recibirlos, ni para sacarlos", ha asegurado Blázquez, al ser preguntado por esta cuestión en un encuentro informativo organizado para presentar la Semana Santa de Valladolid.

El responsable de los obispos españoles ha distinguido las competencias de dos instituciones que "confluyen", por un lado Patrimonio Nacional y por otro la Comunidad Monástica de Benedictinos, que vive en el Valle. "La comunidad monástica tiene unas competencias, que están en relación con el culto y la oración del templo y Patrimonio otras competencias", ha añadido.

Según ha confirmado la senadora del PP Esther Muñoz, el prior retirará el recurso contencioso-administrativo que mantenía paralizadas las exhumaciones. Durante esta semana, la política ambos han mantenido varias conversaciones para tratar de resolver el problema.

Cantera se negó el lunes pasado a explicar ante la Comisión de Justicia del Senado las razones de su rechazo a acometer los trabajos preliminares de los técnicos de Patrimonio, pero invitó a los senadores a visitar la abadía, desplazamiento fijado para el 26 de marzo, aunque varios grupos de la oposición, como PSOE, ERC o Unidos Podemos, han anunciado que prefieren renunciar a esta visita.

Además, el responsable de la comunidad benedictina quiere reunirse con las familias de víctimas del franquismo que han logrado permiso del juez para recuperar los restos de sus allegados depositados en el monumento, cuyos osarios guardan casi 34.000 combatientes de los dos bandos que lucharon en la Guerra Civil.

Consulta aquí más noticias de Madrid.