Ocho diputados autonómicos y tres senadores del PP de Cantabria han pedido "explicaciones convincentes" a la Dirección regional del partido sobre la presunta instrumentalización de un discapacitado para pagar, a través de una cuenta a su nombre, cuotas de 500 afiliados por parte de la candidatura ganadora, la encabezada por la actual presidenta, María José Sáenz de Buruaga, y personas allegadas para que pudieran votar en el proceso electoral, un comportamiento "inmoral" que, a su juicio, de ser cierto "inhabilitaría" a las personas que incurrieron en él para ejercer cargos públicos.

El portavoz del PP en el Parlamento de Cantabria, Eduardo Van den Eynde; la diputada regional Ruth Beitia y el senador Javier Fernández han sido los encargados de leer un comunicado, en nombre del resto de firmantes, en el que demandaba esas explicaciones a raíz de las informaciones periodísticas publicadas en las últimas semanas sobre estos hechos.

Según estas informaciones, reveladas fundamentalmente por OK Diario, personas de la candidatura de Buruaga habrían instrumentalizado a esta persona con discapacidad, abriéndole una cuenta corriente a su nombre en la que se ingresaron 9.000 euros, en diferentes pagos, para pagar estas cuotas de 500 afiliados, permitiéndoles así participar en el Congreso celebrado el 25 de marzo de 2017.

Como pruebas, en estas informaciones, reveladas por OK Diario, se hablaba de comprobantes bancarios, aportados a la causa judicial que está abierta por supuestas irregularidades en el Congreso, sobre pagos de cuotas realizados, supuestamente, por la actual secretaria autonómica del partido, María José González Revuelta; la ahora presidenta del Comité Electoral de la formación y diputada regional, Isabel Urrutia, y el diputado y portavoz del PP de Cantabria, Íñigo Fernández, así como por el marido de Sáenz de Buruaga.

Según las pruebas reveladas, algunos de estos pagos se habrían realizado por internet a través de ordenadores de titularidad de personas de la candidatura de Sáenz de Buruaga y desde equipos del Parlamento regional así como de las sedes del PP de Cantabria y la nacional de Génova.

Los otros firmantes son el expresidente del PP de Cantabria y actual diputado, Ignacio Diego, que perdió por cuatro votos frente a Sáenz de Buruaga el liderazgo del partido; los parlamentarios regionales Luis Carlos Albalá, Mercedes Toribio, Santiago Recio, José Manuel Igual y Cristina Mazas y las senadoras Esther Merino y Blanca Martínez.

Los portavoces de este grupo de diputados han aclarado que no entran a valorar si estos comportamientos son legales o no y si son suficientes para anular el Congreso pero sí afirman que, de ser ciertes, no serían, a su juicio, éticos o morales ni estarías acordes con los valores del partido.

((Habrá ampliación))

Consulta aquí más noticias de Cantabria.