Jaume Giró
Jaume Giró, director general de la fundación bancaria, con los investigadores del laboratorio del CIMA. L.C.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 325 millones de personas padecen una infección crónica por el virus de la hepatitis B (VHB). En la Unión Europea, alrededor de 29 millones de personas padecen una enfermedad hepática crónica. Y en el mundo se registran más de 700.000 muertes anuales por complicaciones de estas enfermedades, incluyendo el cáncer.

La función vital del hígado se ve amenazada en determinadas situaciones, como infecciones virales crónicas, excesivo consumo de alcohol o desórdenes nutricionales asociados a la obesidad. La progresión de la enfermedad hepática provoca la muerte de los hepatocitos, la inducción de inflamación (hepatitis), la acumulación de tejido cicatrizante (fibrosis) y la aparición de nódulos de regeneración (cirrosis) que favorecen el desarrollo del cáncer hepático. Esta evolución se acompaña de una importante pérdida de las funciones hepáticas, lo que hace que en muchos casos la única alternativa terapéutica sea el trasplante hepático.

El diseño de nuevas estrategias terapéuticas con el fin de curar enfermedades hepáticas crónicas y el cáncer de hígado son los objetivos del proyecto HepaCare, una ambiciosa investigación multidisciplinar que impulsan la Fundación Bancaria "la Caixa" y el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra.

Según los doctores Matías Ávila y Juan José Lasarte, investigadores principales del proyecto, "el valor de esta nueva investigación radica en el abordaje multidisciplinar, donde se va a profundizar en los mecanismos implicados en el cáncer de hígado para identificar nuevas dianas terapéuticas y desarrollar estrategias innovadoras para prevenir y curar el desarrollo del hepatocarcinoma".

El nuevo proyecto permitirá conocer los mecanismos moleculares implicados en el desarrollo del cáncer de hígado, para encontrar dianas que mejoren el diagnóstico y seguimiento de estas enfermedades. También se llevarán a cabo nuevas vías de prevención y tratamiento que podrían cambiar el curso de estas enfermedades tan devastadoras.

El doctor Ávila explica que en el proyecto trabajará "un equipo multidisciplinar integrado por unas treinta personas". Además, aclara que el objetivo es conocer la progresión de la enfermedad crónica hepática que es "muy prevalente y no solo de origen viral", sino también por consumo excesivo de alcohol y, cada vez más, por los malos hábitos alimentarios.

Para ello, los investigadores se centrarán en tres grandes áreas de estudio. Una de ellas será las nuevas vías para el tratamiento del a cirrosis, con el objetivo de recuperar la función hepática, reducir la necesidad de trasplante y prevenir el desarrollo del cáncer de hígado. También desarrollarán estrategias de inmunoterapia, centradas en la vacunación terapéutica y en la terapia celular adoptiva frente al cáncer de hígado. Y desarrollarán nuevos métodos para atacar las células cancerosas inhibiendo los genes alterados del tumor.

30 años impulsando la investigación

Jaume Giró, director general de la Fundación Bancaria "la Caixa", subraya la importancia de la colaboración que hace posible el proyecto al que la institución destinará 2.850.000 euros a lo largo de tres años. "Hepacare puede contribuir a vencer para siempre esta enfermedad que causa muchas muertes en el mundo", señala Giró, quien destaca que la Caixa está centrando "sus mayores esfuerzos" en investigaciones sanitarias de la salud, que es lo que contribuye "al bienestar de las personas".

Hace más de 30 años que la Fundación Bancaria "la Caixa" impulsa la investigación de excelencia. En estas tres décadas, la entidad ha destinado más de 400 millones de euros a 490 proyectos de investigación; ha otorgado 4.771 becas de excelencia para la formación de jóvenes y ha impulsado 1.700 ensayos clínicos de nuevos tratamientos de cáncer, sida o malaria.