Niño desaparecido en Níjar
Patricia Ramírez, madre del menor desaparecido en Nijar (Almería). Carlos Barba / EFE

La madre del niño Gabriel Cruz, Patricia Ramírez, ha dicho este viernes que tiene "claro" que su hijo no agredió a Ana Julia Quezada, autora confesa de su muerte, "mi hijo no hacía esas cosas, ni chilla, ni pega", ha asegurado. La detenida responde así a la versión de la detenida, que afirma que actuó en defensa propia cuando golpeó al menor antes de matarlo.

"Es una cabeza enferma, que tiene un patrón que tiene que repetir", ha explicado en una entrevista en Espejo Público, aunque ha añadido que "faltan muchas cosas en el sumario por saber"; en su opinión, el niño "paró" a la presunta criminal, porque "ella hubiese seguido haciendo daño". Para la madre de Gabriel, en todo caso, "el enfado y el cabreo, son cosas que hay que guardarse para dentro".

Ramírez ha dado las gracias a los agentes de la Guardia Civil que han participado en la investigación: "Me parecieron maravillosos en la rueda de prensa, como profesionales, como personas, es que han sido así en el proceso con nosotros, sencillos, fantásticos y me emocioné con ellos", ha dicho. Afirma que tanto ella como el padre, Ángel, aún no son "conscientes de lo ocurrido".

También ha agradecido los apoyos recibidos durante todo el proceso y ha concluido que "la gente es buena y tiene ganas de demostrarlo". Para Ramírez, lo vivido por ella y su familia "ha sido difícil", pero opina que todo se ha hecho "bien", ya que "la bruja (por Quezada) está en la cárcel".