Sandwich cubano
Sandwich cubano. LA GULATECA

Si las cenas se te resisten y al final gana la pereza y la tentación de tirar de comida precocinada o algo a domicilio, tenemos dos buenas noticias para ti: no estás solo y tiene remedio.

Preparar algo rico para cenar requiere muy poco tiempo, basta con tener claras las ideas. Que sí, que una ensalada de tomate en temporada o un poco de pan bueno con queso pueden resolver perfectamente la situación. Pero si andas buscando alguna propuesta más para no cenar siempre lo mismo, aquí van media docena de ellas.

Buddha bowl

Nombre exótico para un plato muy sencillo: un bol de arroz con cosas ricas encima. Ponemos a hervir un poco de arroz (mucho mejor si es integral) y cortamos algunos vegetales que tengamos en la nevera y se puedan comer en crudo (unas tiras de zanahoria, champiñones laminados, rábanos, tomate...). Ponemos el arroz templado en un bol y por encima añadimos los vegetales troceados y, por ejemplo, un huevo escalfado encima. ¿No sabes cómo hacerlo?  Aquí te explicamos tres métodos muy sencillos.

Sandwich cubano

Cuando se piensa en cena rápida se piensa en bocadillo. Así que para no conformarnos con cualquier cosa os dejamos este estupendo sandwich cubano a base de carne, queso, pepinillos y mostaza que nos hará la boca agua con solo imaginarlo. Por cierto, si quieres que tus bocadillo suban de nivel, echa un vistazo a los consejos de esta pequeña guía.

Quiche Lorraine

Un poquito más elaborada, pero también muy rápida y fácil de hacer, si podemos aguantar los 25minutos que estará en el horno, es la quiche Lorraine. Doramos en una sartén sin aceite 150gramos de bacon ahumado durante unos minutos hasta que coja color. En un bol grande batimos 3 huevos, añadimos 200mililitros de nata para cocinar, 100mililitros de leche, 200gramos de queso gruyère o emmental, 15 mililitros de aceite de oliva virgen extra, una cucharadita de sal, pimienta negra al gusto y un poquito de nuez moscada rallada o en polvo.

Ponemos una lámina de masa quebrada en un molde apto para horno, echamos el relleno y la metemos en el horno precalentado a 180º 25-30 minutos con calor arriba y abajo. Si nos animamos también podemos preparar esta quiché de puerros y mejillones  o quiche de cebolla, champiñones y almendras.

Tostadas y conservas

Sí amigos, hay dos ingredientes básicos para que una cena rápida y sencilla tenga cierta categoría: tener siempre buen pan en el congelador listo para saltar a la tostadora, y latas de calidad en la despensa. Con eso podemos improvisar casi cualquier cosa. ¿Ideas? Una muy sencilla: pan, chorrito de aceite de oliva, un aguacate troceado y caballa en conserva. Un poco de hummus

Patata rellena al microndas

Sencillo, rápido y económico: una patata asada al microondas y rellena con lo que tengamos por casa. En un bol apto para microondas la ponemos a portencia máxima con un pocod e aceite, sal y pimienta durante unos 10 minutos. Comprobamos si está hecha -si no, unos minutos más- la sacamos, cortamos por la mitad y rellenamos con lo que más nos guste. Por ejemplo, una buena lata de atún en conserva, un poco de queso rallado, unos pepinillos y un toque de mostaza nos servirán para tener un plato muy rico en pocos minutos.

Un revuelto

Si tenemos una sartén y unos huevos, ya tenemos todo lo necesario para una buena cena. Un revuelto con casi cualquier cosa que tengamos a mano es siempre una buena idea. Unos champiñones, un poco de jamón que sobró, unos espárragos en conserva o frescos... Una rebanada de pan bueno y una ensalada y ya tenemos la cena lista.