CC.OO., sindicato al que está afiliado uno de los dos vigilantes de seguridad que han resultado heridos en San Mamés, ha afirmado que se ha producido una "verdadera batalla campal" entre los guardas jurados y ultras franceses en los pasillos del estadio, una vez iniciado el partido entre el Athletic Club y el Olympique de Marsella, según han informado a Europa Press fuentes del sindicato.

La central sindical ha condenado la agresión por parte de hinchas ultras del Olympique de Marsella a dos vigilantes de seguridad privada en el campo de fútbol, que han requerido ser atendidos en el Hospital de Basurto. El sindicato se ha puesto en comunicación con ellos para interesarse por su estado y ambos le han transmitido que se encuentran "bien".

Además, ha apuntado que al vigilante que tenía un golpe en la mano se le iba a realizar una radiografía para confirmar si hay rotura de algún hueso. Por su parte, al que presentaba un corte en el cuello le han suturado la herida.

BENGALAS

El sindicato ha relatado en un comunicado que ultras del Olympique de Marsella comenzaron a arrojar bengalas a las gradas inferiores de San Mamés y varios vigilantes intervinieron. Fue en ese momento cuando comenzaron a darles una paliza, resultando dos de ellos heridos, uno con un corte en el cuello producido por una hebilla de cinturón y el otro al recibir un fuerte golpe en la mano con esa hebilla.

CC.OO. de Construcción y Servicios de Euskadi han manifestado su "máxima repulsa por estos lamentables hechos" y transmitirá al comité de empresa su disposición para cualquier medida que crean oportuna tomar y protestar por estas agresiones. La central pedirá la convocatoria de una concentración de condena de las agresiones.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.