Nueva esperanza de vida en otros mundos al descubrirse que no depende de la luz solar

Fotosíntesis por el calor de la Tierra.
Una bacteria de los respiraderos hidrotermales de las profundidades marinas, que son como volcanes submarinos, no realiza fotosíntesis con luz solar, sino con radiaciones geotermales procedentes del calor de la Tierra, según una investigación de la University of British Columbia en Vancouver (Canadá). Según recuerdan los científicos, la abundancia de vida se debe a la fotosíntesis dependiente de la luz. Siempre se ha creído que la única fuente generadora de luz en hábitats naturales es la del Sol, por lo que la fotosíntesis se restringiría a espacios donde llegaran sus rayos.

Pero si este proceso se da también en ambientes iluminados geotérmicamente, a partir del calor del globo terráqueo, ello eleva la diversidad de los medios fotosintéticos posibles, tanto en la Tierra como en otros mundos que podrían abrigar condiciones de vida.

La falta de luz solar en el hábitat de esa bacteria no le es obstáculo para sobrevivir. Estos oscuros respiraderos abisales emiten luz variable en forma de radiación geotermal que garantizaría la vida a ciertas bacterias. Los científicos cogieron agua de respiraderos y cultivaron un microbio que creció tras un proceso de iluminación. A partir del análisis de ADN clasificaron el microbio en la familia de la bacteria verde del azufre, capaz de usar luz y azufre para obtener energía.

Bacterias autóctonas de las costas gallegas pueden eliminar crudo del Prestige, según confirmó ayer el CSIC.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento