Al ser cuestionado por este tema en una rueda de prensa, Quinteiro se ha limitado a decir que no ha impuesto silencio "a nadie", y ha añadido que "por respeto a la Justicia" no tiene "nada que decir" sobre este caso, que se sigue judicialmente.

"No es por capricho, tengo una misión y una responsabilidad", ha sellado, tras lo que un portavoz del obispado ha agregado que "en este momento hay que respetar lo que ocurra con la Justicia, y en su momento se dirá lo que se tenga que decir".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.