Barri de la Font de la Guatlla, en el barrio de Sants.
Barri de la Font de la Guatlla, en el barrio de Sants. ACN

El Ajuntament de Barcelona ha acordado con los vecinos del barrio de la Font de la Guatlla del distrito de Sants salvar un conjunto de 40 viviendas situadas en un espacio de la montaña de Montjuïc considerado zona verde por el plan urbanístico vigente y que, por lo tanto, no tienen su continuidad garantizada.

En un comunicado este jueves, el consistorio ha explicado que se redactará un nuevo plan urbanístico que las calificará como viviendas protegidas y las someterá al derecho de tanteo y retracto por parte del Ajuntament para garantizar que los vecinos seguirán viviendo en ellos y "evitar la especulación inmobiliaria".

También se reservará suelo para 18 viviendas protegidas nuevas y equipamientos, se conservará el paisaje y la "memoria" del barrio, y se estudiará la mejora de las viviendas existentes y las condiciones de habitabilidad y accesibilidad, en una propuesta que prevé calificar 3.500 metros cuadrados de suelo.

La voluntad del gobierno municipal es iniciar un proceso de debate con los vecinos que servirá para consensuar la redacción de la Modificación del Plan General Metropolitano (MPGM) en base a los acuerdos que ya se han tomado, y que prevé finalizar en julio e inciiar entonces la tramitación para poder aprobarla.

El Ajuntament ha destacado que esta modificación permitirá que los ocupantes actuales puedan continuar viviendo en la zona sin la amenaza de posibles expropiaciones, y ha dicho que se evitará la especulación en el caso de la venta de viviendas, ya que los importes estarán sujetos a las características de vivienda protegida.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.