Letizia Ortiz conversa con una trabajadora del taller de peluquería, durante la visita realizada este jueves a a los talleres de oficios del Teatro Real.
Letizia Ortiz conversa con una trabajadora del taller de peluquería, durante la visita realizada este jueves a a los talleres de oficios del Teatro Real. EFE

La Reina ha visitado este jueves el Teatro Real para conocer a los profesionales que trabajan en sus talleres de oficios, secciones técnicas habitualmente ocultas al público, como sastrería, caracterización y utilería, sin las que sería imposible estrenar las grandes óperas y espectáculos del coliseo madrileño.

Acompañada por el presidente del Teatro Real, Gregorio Marañón, y el secretario de Estado de Educación, Marcial Marín, doña Letizia ha dedicado dos horas y media a esta visita, que ha comenzado con una reunión en la que ha recibido detalles sobre las distintas especialidades de los talleres y también se le ha informado sobre los programas formativos y educativos que promueve la institución.

La responsable de cursos, Marta Villegas, ha expuesto el contenido del proyecto Universidad a escena, que ha permitido acercar a la ópera a más de 8.000 estudiantes de una veintena de centros universitarios, mientras que la encargada del departamento pedagógico, Rita Cosentino, ha presentado el programa Real Junior, orientado a colegios y familias.

Doña Letizia, que ha demostrado ser consciente de la elevada demanda de participación en este programa por parte de los centros escolares, se ha interesado asimismo por conocer las posibilidades existentes para que un joven becario se incorpore a la plantilla profesional de los talleres del Real, según ha explicado tras la visita el jefe de sastrería y caracterización, Ovidio Ceñera.

Visita a los talleres

En su visita a este departamento, donde trabajan 62 personas, la Reina ha podido contemplar algunos de los más de 300 trajes empleados en el regreso de Aida al escenario del Real, después de 20 años de ausencia, y ha comprobado el minucioso proceso de creación de pelucas que se sigue en el teatro, uno de los pocos del mundo donde se fabrican con cabello natural, pelo a pelo.

La encargada de mostrárselo ha sido Elena García Urien, responsable de caracterización, que ha protagonizado la anécdota de la visita al recordar que ella fue quien impartió clases de maquillaje a doña Letizia cuando, como periodista, empezó a especializarse en el medio televisivo al trabajar para la cadena Bloomberg en la sede de la Agencia Efe.

También se ha interesado por la actividad cotidiana de los profesionales de utilería, atenta a las explicaciones del jefe de este taller, Álvaro Aguado, y se ha mostrado impresionada, ante las palabras del regidor Hugo Fernández, por la carga de trabajo que asume la decena de especialistas en regiduría con que cuenta el teatro.

Antes de abandonar sus instalaciones, doña Letizia ha mantenido un encuentro con el conjunto del personal y ha tenido oportunidad de intercambiar impresiones con integrantes del comité de empresa, en una conversación durante la que no se ha abordado el proyecto de fusión del Real con el Teatro de la Zarzuela, según precisan fuentes de la propia institución.

Felipe VI y la Reina Letizia presiden la Fundación del Teatro Real, una de las principales instituciones culturales españolas, que conmemora desde hace dos años el segundo centenario de su fundación en 1818, por orden de Fernando VII, y el vigésimo aniversario de su reapertura en 1997, después de una compleja y pionera rehabilitación arquitectónica.