Los hechos tuvieron lugar sobre las siete de la tarde de este miércoles en las inmediaciones de un centro comercial sito en la localidad de Portugalete. El acusado agredió a su excompañera sentimental mediante varios empujones y le propinó un puñetazo en la boca, que le provocó un corte en el interior del labio.

Un vigilante de seguridad que se encontraba en la zona separó al agresor y a la víctima hasta la llegada de la Ertzaintza. Los agentes personados en el lugar valoraron lo sucedido y procedieron a la detención del varón por un presunto delito de violencia de género.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.