Krakenhaus Nord
Vista de la zona ya construida del Hospital del Norte de Viena (Austria). Bweg/ Wikimedia Commons

El Gobierno regional de Viena se ha gastado 95.000 euros en realizar una "limpieza de los flujos energéticos" del terreno donde se está levantando un nuevo hospital, un proyecto que comenzó a construirse en 2012, seis años después de anunciarse el proyecto, y cuyo presupuesto es ya el doble del previsto, informan los medios locales.

Las autoridades de la ciudad contrataron a un "investigador de la conciencia" para "limpiar y restablecer los flujos energéticos existentes en el terreno" e "incrementar las vibraciones lo máximo posible", según el protocolo del encargo que cita el diario Kronen Zeitung.

Este mismo medio indica que el encargado de esa limpieza, un profesor de una técnica pseudocientífica de desarrollo personal, cobró 95.000 euros también por crear un "anillo de protección" que impidiera que las energías negativas influyeran en el futuro edifico y quienes lo ocupen.

Tras hacerse público ese gasto, el KAV, el organismo gestor de los hospitales públicos de la capital austríaca, destituyó a la responsable del proyecto del Hospital del Norte, actualmente la mayor inversión en materia de sanidad en Viena.

También anunció que se ha iniciado una investigación interna de la que se informará también a la Fiscalía como medida de transparencia. En su comunicado, el KAV no detalla en qué consistió el encargo, pero admite su existencia, que su nombre oficial fue "Optimización del Hospital del Norte" y que su objetivo era una "limpieza energética".