Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), le condenan por un delito contra la seguridad vial en concurso con dos delitos de homicidio por imprudencia grave y se acuerda la prohibición de conducir vehículos a motor durante seis años.

Según la sentencia, recogida por Europa Press, el conductor a causa de la alteración provocada por el consumo de cocaína en las condiciones de percepción y reacción "no adecuó la trayectoria de la furgoneta al trazado de la vía, invadiendo de forma súbita el carril izquierdo de la circulación, por el que circulaba correctamente" el ciclomotor de las víctimas, que llevaban el casco.

El accidente se produjo en un tramo de vía amplio, en una curva señalizada, con buena visibilidad a una distancia mínima de 150 metros, sin obstáculos que impidieran o dificultaran la visibilidad, la calzada en buen estado de conservación, seca y limpia de sustancias resbaladizas, recoge la sentencia.

El acusado ha indemnizado a los padres de las víctimas con 87.900 euros a cada uno, además de sufragar los gastos funerarios y ser condenado a pagar los tratamientos médicos y psicoterapéuticos que necesitaron.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.