Alcaldesa Durante La Fiesta De Los Bomberos
Alcaldesa Durante La Fiesta De Los Bomberos EUROPA PRESS

La alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón (Foro), ha destacado este jueves que desde el Ayuntamiento van a seguir apostando porque el servicio de bomberos esté "bien dotado", tanto en personal como en material. "No vamos a bajar la guardia, destinaremos todos los recursos necesarios para aumentar el margen de seguridad de los gijoneses", ha asegurado.

Así lo resaltado durante su intervención en la Fiesta de los Bomberos, en la que ha recalcado que Gijón tiene "unos riesgos elevados por su condición de urbe industrial, con frecuentes transportes de sustancias peligrosas, un puerto marítimo con elevado movimiento de materias combustibles y una línea de costa de varios kilómetros con fuerte actividad náutica de recreo", ha enfatizado.

Moriyón, en esta línea, ha aludido a la condicional vocacional de la profesión de bombero. En este sentido, ha apelado a su condición de cirujana para hacer ver que sabe bien lo que supone tener que estar preparado física y mentalmente, en unos minutos, para intervenir. "Actuaciones decisivas, porque la vida y la muerte dependen del acierto o el error en ese preciso momento", ha añadido.

Ha destacado, asimismo, la alta valoración

del Servicio de Extinción de Incendios de Gijón. "La gente os valora y os respalda", ha trasladado a los bomberos presentes en el acto. "Este Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento no necesita publicidad para potenciar su imagen, ya que su actividad diaria es la mejor campaña imaginable", ha asegurado.

"No nos podemos dormir en los laureles", ha advertido, no obstante. En este sentido, ha apuntado que hace más de un año se envió un informe razonado al Gobierno central para pedir autorización para aumentar el personal del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento, que entre 2010 y 2013 no pudo aprobar una oferta pública de empleo, con lo que se perdieron seis efectivos que no se pudieron reponer.

FALTA DE EFECTIVOS

A juicio de la alcaldesa, el Cuerpo de Bomberos, con 83 miembros en plantilla, necesitaría otros 17 técnicos en extinción de incendios, para ponerse a la par de ciudades de tamaño similar, como Vigo, La Coruña o Vitoria, que cuentan con dotaciones que oscilan entre los 130 y 156 efectivos.

Según ella, se trata de carencias "palpables" para las que cuentan con dinero, tras años de superávit. "Hablamos de carencias que tenemos por decisiones tomadas por otras administraciones, y de soluciones que quiere implementar el Ayuntamiento de Gijón con recursos propios", ha reivindicado. "Sentimos una gran impotencia ante esta situación anómala", ha lamentado.

Pese a ello, ha resaltado el apoyo unánime de la Corporación municipal para la adquisición de un material que va mejorar la seguridad y la eficacia de las intervenciones, como es un sistema de comunicación craneal que permite transmitir y recibir información en modo de "manos libres"; un nuevo sistema de recepción de llamadas y partes; y equipos de respiración autónoma que suministran aire respirable cuando la intervención se lleva a cabo en una atmósfera nociva o irrespirable, así como un centro de recarga de botellas.

"En este Ayuntamiento, con esta Corporación, la seguridad está fuera de las controversias entre partidos", ha asegurado. "Den por descontado que todos los grupos políticos están a favor de ella y que nadie se conformaría con niveles de seguridad simplemente aceptables", ha sostenido la regidora.

En una línea parecida, el concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad, Esteban Aparicio (Foro), ha destacado la eficacia de los bomberos "todos los días del año". Asimismo, ha aludido a la necesidad de seguir incorporando recursos y nuevos vehículos para el Cuerpo de Bomberos, por lo que ha emplazado a los grupo de la oposición a que apoyen la compra de material para un servicio "de extraordinaria necesidad", que requiere también de unas plantillas "adecuadas", según el edil.

Ha apelado, además, a fomentar la prevención en la mayor medida posible entre la sociedad. Para él, la mejor manera de evitar accidentes y catástrofes es a través de la prevención. En 2017, el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamentos realizó un total de 2.299 intervenciones, de las que 503 fueron incendios, 1.556 salvamentos y 240 asistencias técnicas.

Durante la Fiesta de los Bomberos, por otro lado, se han entregado las distinciones a los efectivos que han accedido a la jubilación y a las personas que han colaborado con este Servicio, especialmente en lo que supuso la extinción del incendio del desguace 'Riestra'. Entre las distinciones, está la del jefe Honorífico de Protección Civil, Valentín Cuesta. También se ha hecho una ofrenda floral por los bomberos fallecidos el pasado año.

Consulta aquí más noticias de Asturias.