El representante de la Junta, minutos antes de asistir en Madrid a la Conferencia Sectorial de Vivienda, Urbanismo y Suelo convocada por el departamento de Íñigo de la Serna, ha expresado su satisfacción inicial respecto del referido Plan 2018-2021, aprobado el viernes por el Consejo de Ministros, por cuanto el mismo no sólo refuerza las líneas ya existentes en alquiler y rehabilitación sino que plantea modificaciones que incrementan las ayudas e incluso incluye nuevas líneas de gran importancia para Castilla y León.

El consejero, en declaraciones recogidas por Europa Press, se refería así a todas aquellas ayudas que favorecen la población en el medio rural y contribuyen a luchar contra el fenómeno de la despoblación, "una reivindicación que se había formulado desde Castilla y León y que ha sido recogida en la elaboración del nuevo plan", en referencia a la inclusión de líneas dirigidas a la rehabilitación de pequeñas viviendas en el medio rural o aquellas especiales para personas mayores o con dificultades de movilidad.

"En definitiva, se incorporan ayudas para nosotros muy importantes en una Castilla y León eminentemente rural, con bastante despoblación e infinidad de núcleos dispersos", ha resumido el consejero de Fomento.

A ello ha sumado Suárez-Quiñones algunas líneas más de fomento del parque público de vivienda para el alquiler, "lo que supone incentivos para un sector necesitado y supone un aval con la despoblación en municipios de menos de 5.000 habitantes".

En su primer análisis del documento, el consejero castellanoleonés ha aprovechado también para alabar la "generosidad" del Gobierno, y al respecto ha recordado que un equipo del Ministerio de Fomento "ya mostró una gran agilidad cuando terminó el plan 2013-2016 al conceder una prórroga y dotarlo económicamente para permitir a las comunidades autónomas seguir con esa importante labor de ayudar a los más necesitados. Eso lo ha posibilitado el plan anterior y el nuevo", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.