Inauguración de las obras del parque de Bomberos de Las Eras. 15-3-2018
Inauguración de las obras del parque de Bomberos de Las Eras. 15-3-2018 EUROPA PRESS

El Parque de Bomberos de Las Eras estrena cara tras una inversión de casi 800.000 euros, concretamente 798.315,02, y una obra de remodelación, la primera en sus 47 años de historia, según el alcalde, Óscar Puente, y que se ha prolongado durante ocho meses, desde mayo de 2017 hasta enero de 2018.

El montante total de adjudicación de la obra de reforma fue de 717.154,43 euros, a lo que se suma una inversión en mobiliario y maquinaria de 88.551,93 euros, otra destinada a los equipamientos de climatización de 26.211,58€ y una más de 22.772,20 euros para nuevo equipo de comunicación y audiovisual. Todos estos contratos han sido adjudicados, después de la correspondiente tramitación administrativa, mediante procesos de licitación abiertos.

El alcalde de Valladolid, que ha inaugurado este jueves la obra de reforma acompañado por el concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, ha señalado que el parque ha sido objeto de una remodelación integral para proceder a la adaptación y modernización del inmueble y de sus instalaciones.

Puente ha destacado que con estas obras los profesionales del Cuerpo de Bomberos tendrán unas condiciones "más cómodas" de trabajo, lo que redundará en la mejora del servicio. De hecho, ha incidido en que, en los 47 años de historia de estas instalaciones, "apenas" se habían renovado.

Según ha explicado el regidor, la ejecución de la obra ha estado sujeta a dos variables que la han hecho bastante más compleja que otras actuaciones de reforma, pues por un lado, la obra debía garantizar la prestación del servicio desde este emplazamiento, "lo cual supone en una obra de esta envergadura, una dificultad añadida para los trabajadores del Cuerpo de Bomberos, que han tenido que soportar los inconvenientes que ha originado la obra, pero a cambio ven ahora recompensada su paciencia al disponer de unas instalaciones renovadas".

La otra dificultad ha venido motivada, precisamente, señaló, "por esa ausencia de actuaciones previas de mantenimiento en la infraestructura, que ha supuesto que el proyecto se haya tenido que ir adaptando y modificando para dar solución adecuada a los problemas del edificio, que en algunos casos han aparecido una vez comenzada la actuación".

De hecho, el jefe de Servicio de Bomberos, Javier Reinoso, ha destacado su agradecimiento a los profesionales del Cuerpo ya que, en muchos casos, han ayudado en las labores mediante la retirada y almacenamiento de enseres y la limpieza.

La ejecución de la obra fue aprobada por el Ayuntamiento de Valladolid en acuerdo de pleno de 8 de abril de 2016, mientras que fue en junio de ese mismo año cuando la Junta de Gobierno aprobara el expediente de contratación.

El parque de Las Eras data del 23 de agosto de 1971, día en que los bomberos de Valladolid empezaron a trabajar en unas dependencias que eran únicamente naves, que fueron acondicionadas desde el 71 al 73, años en los que se construyeron algunas estancias y se construyó el torreón.

Óscar Puente ha recalcado que, cuando se acometió la prsente obra en Las Eras, se inauguró también la primera fase de otra reforma, la del Parque de Bomberos de Canterac, en el Paseo de Juan Carlos I, tras otra inversión de 276.000 euros y 33 años después de su puesta en funcionamiento.

De este modo, los dos parques del Servicio de Extinción de Incendios de Valladolid disfrutan de una modernización que el equipo de Gobierno considera "imprescindible", pues se han afrontado obras en profundidad acometidas en los últimos dos años, tanto estanciales como de mobiliario, instalaciones, elementos y dotaciones.

El alcalde ha añadido que "la reforma de este parque, unida al de Canterac, al campo de entrenamiento de El Rebollar, que en breve comenzará a funcionar, y a la mejora de los accesos al río Pisuerga son testimonio, en lo que se refiere a infraestructuras, de la apuesta del equipo de gobierno por mejorar los medios de los que disponen nuestros bomberos".

La apuesta se ha extendido también a la incorporación de nuevos equipamientos, vehículos, maquinaria y herramientas para este servicio, lo que ha supuesto, en conjunto, una inversión en los dos últimos años y medio que ronda los 3 millones de euros.

Óscar Puente ha defendido el trabajo llevado a cabo por su equipo de Gobierno para renovar material e infraestructruas de los Bomberos y ha ironizado con que si hace en 2016 el cuerpo celebró su 500 aniversario, cuando llegaron a la Alcaldía "creo que todavía quedaban vehículos de aquella época".

DETALLES DE LA OBRA

El arquitecto municipal Luis Álvarez Aller ha detallado que las obras se han extendido a la práctica totalidad de las instalaciones, a excepción de la parte del edificio Protección Civil.

Así, ha destacado un "detalle que apenas se ve pero es lo más importante de toda la obra" como el refuerzo de las vigas transversales metálicas que conforman los pórticos de la estructura horizontal en el techo de la planta baja sobre la dársena de vehículos, que presentaban deformaciones.

También se ha reformado distintas zonas de cuartos húmedos (cocina, duchas y aseos), incluida la redistribución de espacios y renovación de pavimentos, alicatados, fontanería y aparatos. Los núcleos remodelados se localizan en la zona de comedor, dormitorios, oficinas y zona de mandos y mecánicos.

Se ha reformado otras dependencias estanciales y se han cerrado mediante elementos de cerrajería o fábrica de la caja de escalera en la zona del acceso desde pabellón deportivo a la zona de gimnasio y formación, se ha ejecutado una pasarela de prácticas en zona de rocódromo del polideportivo; se ha abierto y colocado una puerta seccional para vehículos pesados en polideportivo y se ha colocado un 'estor' industrial para compartimentación de espacios.

También se han mejorado las concidiones de las escaleras, se ha cerrado el tramo inferior la que comunica las plantas baja y primera, y se ha ejecutado asimismo una escalera de servicio exterior adosada al torreón.

Se ha revisado y adaptacado toda la instalación eléctrica del parque, con trabajos sobre los elementos defectuosos o deteriorados (cableado, mecanismos de interruptores y bases de enchufe, sistemas de protección, entre otros).

Se ha mejorado el alumbrado y la fuerza de iluminación con colocación de luminarias led, que en zonas de paso cuentan con sistema de encendido-apagado automático mediante detectores de presencia.

Se ha sustituido el suelo de la dársena de vehículos con aplicación de marcas viales para señalización horizontal y se ha revisado y adaptado conforme a normativa de la iluminación de emergencia y de la señalización en el edificio de la parte originaria del inmueble que alberga la zona operativa del parque.

Finalmente, además de un repaso y reparación de la cubierta, se han pintado los paramentos verticales y techos del interior del edificio, así como de paños exteriores de fachada y los elementos de carpintería de madera y cerrajería, incluidas barandillas y puertas metálicas, con el empleo de esmalte sintético.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.