Recogida de firmas contra la granja de cerdos de Pozuelo
Recogida de firmas contra la granja de cerdos de Pozuelo EUROPA PRESS

La plataforma 'No a la macrogranja en Pozuelo y Argamasón', creada por los vecinos de estos municipios albaceteños, ha conseguido más de 3.500 firmas a través de change.org y otras mil de forma presencial en una mesa que tienen instalada desde el martes en pleno centro de Albacete capital, para impedir que se construyan 51 naves con capacidad para 140.000 cerdos, que podrían generar 550.000 lechones al año.

El proyecto se presentó hace varios meses y los vecinos consiguieron presentar a tiempo sus alegaciones contra el mismo -cuyo plazo finalizó el pasado mes de diciembre- tras enterarse

"casi de chiripa", como ha explicado Inmaculada Lozano, integrante de la plataforma.

Según ha asegurado, los vecinos de estos municipios y del resto de localidades de la comarca se oponen a la macrogranja porque con tal cantidad de puercos "se va a contaminar el suelo y el acuífero y se va a esquilmar la zona por cuatro puestos de trabajo que ofrecen, ya que hasta el pienso se lo traen de Murcia".

Desde el Ayuntamiento de Pozuelo les han asegurado que esta empresa ayudaría a fijar población porque se generarían "muchos" puestos de trabajo, pero los vecinos "dudan" y creen que "forzará a la gente a irse por los malos olores" que generarían los 550.000 lechones que se producirían al año.

Todo este asunto ha creado mucha polémica, pues como critican desde la plataforma, el alcalde de Pozuelo estaría a favor de su instalación sin "escuchar" las reclamaciones de los vecinos.

Desde la Plataforma han explicado que "mientras a ellos se les niega un local para realizar charlas informativas sobre el asunto, a la empresa se le dan todas las facilidades". De hecho, el pasado domingo realizaron la reunión "en plena calle y bajo la lluvia", mientras el próximo sábado se ha facilitado a los técnicos de la empresa una sala en la Casa de la Cultura de la localidad para hablar del proyecto, después de realizarles "una visita guiada" a otra instalación similar en Cancarix.

DECLARACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL

En estos momentos el proyecto está en la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural en fase de tramitación de la declaración de impacto ambiental, aunque desde la plataforma aseguran que "en último término", el alcalde de Pozuelo sería el "órgano sustantivo" para decidir "si se hace o no se hace".

Inmaculada Lozano ha asegurado que los vecinos seguirán manifestándose y mostrando su negativa a este proyecto por sus dimensiones -51 naves con capacidad para 140.000 gorrinos, que producirían 550.000 lechones de 20 kilos- y por la "contaminación" que supondrían los purines que generarían.

La plataforma ya ha pedido un cita para hablar con los servicios de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural sobre el estado del proyecto pero este miércoles, coincidiendo con la celebración en Albacete de una visita de su responsable, Francisco Martínez Arroyo, le trasladaron su preocupación y le "recordaron", ha explicado Lozano, las declaraciones que hizo en las Cortes, en las que "aseguró que si los ciudadanos no querían la granja, la granja no se ponía".

"Nosotros no la queremos. No tenemos nada en contra de la empresa, pero le exigimos al alcalde que se asegure de nuestro bienestar", han finalizado.

MOCIÓN EN SAN PEDRO

De su lado, el Grupo Socialista en el Ayuntamiento de San Pedro ha presentado una moción para que sea debatida en el transcurso del próximo pleno municipal en referencia al proyecto de granja de cerdos en Pozuelo en la que solicita a la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente la realización de "todos los estudios ambientales y económicos que garanticen el estricto cumplimiento de la legislación ambiental aplicable al proyecto, especialmente en lo referente a las distancias a núcleos habitados y a las medidas correctoras que procedan, para evitar las molestias y olores en los alrededores de la instalación".

En la moción, los socialistas exigen también que este proyecto incorpore el estudio de un procedimiento de tratamiento de los purines procedentes de la instalación, según han informado en nota de prensa.

La moción presentada es una batería de nueve medidas, entre las que también se pide que sean los técnicos de la Consejería quienes informen a los habitantes de las localidades implicadas que así lo deseen, de los aspectos técnicos y riesgos que puedan existir con esta instalación; o que se convoque un Pleno Extraordinario y monográfico una vez conocidos todos los términos del proyecto.

Consulta aquí más noticias de Albacete.