Agentes de la Policía Foral, adscritos al Grupo de Policía Judicial, han detenido en Tudela a un vecino sobre el que recaía una orden de detención e ingreso en prisión emitida por un juzgado pamplonés, en relación con un delito de atentado contra la agente de la autoridad. La misma patrulla lo trasladó a la cárcel de Pamplona.

En Pamplona, agentes de la Brigada de Policía Judicial Norte han detenido a una vecina de la localidad de 34 años con seis órdenes de búsqueda y detención emitidas por juzgados de San Sebastián (2), Bilbao, Pamplona, Balmaseda e Irún. Todas ellas estaban relacionadas con delitos contra el patrimonio como robos con violencia e intimidación, hurtos, estafas y apropiaciones indebidas.

También en la capital navarra, agentes de seguridad ciudadana han detenido a una vecina de Berriozar de 33 años por una requisitoria emitida por un juzgado pamplonés relacionada con un impago, ha informado la Policía Foral.

En su domicilio de Burlada, agentes de Prevención-Pamplona han detenido a una mujer de 40 años sobre la que pesaba una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión dictada por el Juzgado de lo Penal número 4 de la capital, en relación con un delito de denuncia falsa.

Finalmente en Tafalla ha sido detenido este jueves un vecino de 27 años por constarle una requisitoria de ingreso en prisión para nueve meses, que la ha ejecutado la misma patrulla actuante. No hizo frente a una indemnización por lesiones causadas, constándole en Policía Foral una veintena de antecedentes por distintos delitos.

Consulta aquí más noticias de Navarra.