United Airlines
Un avión de United Airlines, en pleno vuelo. UNITED AIRLINES

Un cachorro de diez meses de edad murió este lunes durante un vuelo de la aerolínea United Airlines que hacía un recorrido desde Houston hasta Nueva York, Estados Unidos.

La dueña, acompañada de sus dos hijos pequeños, llevaba al animal en un transportín y quería tenerlo debajo del asiento, pero una azafata instó a colocarlo en el compartimento superior como si fuera una maleta de mano más, según asegura una pasajera mediante una serie de tuits.

Sin embargo cuando sacaron al cachorro de Bulldog francés la cabina superior estaba sin vida tras pasar tres horas y media dentro.

“Al final del vuelo, la mujer encontró a su perro muerto. Se sentó en el pasillo del avión llorando en el suelo, y todos los pasajeros de los alrededores quedaron aturdidos”, escribió la pasajera.

“Quiero ayudar a esta mujer y a su hija. Perdieron a su perro por culpa de una azafata de @united. Mi corazón está roto”, decía en Twitter.


June Lara, otro pasajero denunció la situación a través de Facebook, explicando que “insistieron” a la madre para “encerrar al cachorro durante más de tres horas sin ningún tipo de flujo de aire”.

“Sostuve a su bebé mientras la madre intentaba resucitar a su cachorro de 10 meses”, contó en el post Lara.

La normativa de la empresa

Las mascotas que viajan en la cabina debe ser transportada en una jaula aprobada, "con lados duros o lados blandos", según la normativa de United Airlines. Esta debe caber completamente debajo del asiento frente al cliente y permanecer allí en todo momento, agrega su política.

La aerolínea investigará lo sucedido ya que la azafata habría incumplido la normativa. También reembolsará el precio de los billetes a la familia, incluida la tarifa de la cabina por mascota, de 125 dólares -unos 100 euros- y se ofreció a pagar una necropsia para determinar la causa de muerte del perro, según CNBC.