A preguntas de los periodistas, tras visitar las obras de reurbanización del entorno de la Basílica de la Macarena, Espadas ha dejado claro que la ordenación se hace "con independencia de los promotores, en defensa del interés general y en relación con la tramitación que está haciendo el Puerto de Sevilla". "A quien rendimos cuentas administrativas es a quien impulsa la tramitación del plan especial, que es el Puerto", incide.

"Se va en plazo y llevo mal eso de que me den instrucciones. Al gobierno de la ciudad no se le dan instrucciones de ningún tipo, sino que está por encima porque vela por el interés general en todo caso", defiende, recordando que el promotor de Sevilla Park "hace muchos años que vino a Sevilla pero yo no soy responsable de que otros gobiernos sencillamente optaran por una tramitación que finalmente no fue a ningún lado y se perdieran varios años".

Según subraya, desde que los socialistas arrancaron la tramitación con la Gerencia de Urbanismo y con el Puerto se han ido "cumpliendo religiosamente los trámites", advirtiendo de que ahora se ha producido un "poco de retraso" por un informe de Carreteras del Estado, "pero se está resolviendo de manera ordenada y en plazo".

"Los retrasos ahora no son imputables al Ayuntamiento, porque vamos en plazo, sino que son imputables a la pasividad y la gestión anterior ante procedimientos que no conducían a ninguna parte. Lo expliqué claro en su momento, ya que hasta que no se resolviera la ubicación de los tanques de CLH era difícil ordenar urbanísticamente la zona, por eso colocamos ahí la prioridad", sentencia, dejando claro que es "un procedimiento complejo que va en plazos razonables".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.