Así lo ha señalado, en declaraciones recogidas por Europa Press, minutos antes de participar en la jornada 'Seguir Aprendiendo' que se ha celebrado en el auditorio de Museo de la Ciencia de Valladolid y en la que ha matizado que, por lo general, los criterios de baremación que imponen los diferentes centros suelen funcionar, si bien ha reconocido alguna "disfunción" sobre todo en las personas que cambian de ciudad o vienen de otra autonomía ya que no obtienen "puntos" por tener "hermanos" o ser "exalumnos".

No obstante, Rey ha matizado que la mayoría de las personas lograr la plaza donde la solicitan y que el porcentaje que no lo consigue en primera instancia es "muy pequeño".

Rey ha recordado que en Castilla y León rige el principio de "libertad" en la elección del centro, algo que da "libertad a las familias". Un principio, ha reconocido, que genera cierta competencia que, en ocasiones, es "enojosa", pero que también es "estimulante" porque obliga a los colegios a "no dormirse en los laureles" y prestar "mejores niveles de calidad" o "tomarse en serio el bilingüismo".

Además, ha insistido en su mensaje de "tranquilidad" para las familias. "Todos los colegios públicos y concertados tienen una calidad semejante porque el sistema educativo en Castilla y León es compacto y homogéneo y de muy alto nivel", ha continuado para insistir en que que haya ciertos centros con "más problemas" a la hora de llenar sus aulas, se debe más a una "errónea" percepción que las familias tienen de su calidad educativa.

"No ofrecemos el nombre de estos porque desequilibraría aún más la oferta y la demanda", ha matizado Rey que, ha concluido enorgulleciéndose de la calidad de la educación pública de Castilla y León, de la que es "directo responsable", porque tiene "niveles equiparables" a la concertada de la Comunidad y de "cualquier ciudad de España".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.