Tribunal Constitucional
Tribunal Constitucional EUROPA PRESS

Un total de 106 catedráticos de Derecho Penal de universidades españolas han suscrito un manifiesto en el que defienden que la prisión permanente revisable sea derogada. Alegan que además de no disuadir de la comisión de los delitos más graves, pone en peligro valores democráticos.

Encabezados por el ex letrado del Tribunal Constitucional Juan Antonio Lascuraín, el texto firmado sobre la eliminación de esta medida sostiene que no está constatada la necesidad de esta pena para evitar la reiteración delictiva del condenado. Asimismo aseguran que la medida suscita "poderos reparos" a los valores de justicia.

Así, el manifiesto ratifica que la prisión permanente compromete "seriamente" los principios de la Constitución, ya que se imponen "penas inhumanas", posibilita "un encierro de por vida" y sitúa en todo caso el horizonte de libertad en un momento "lejano, incierto y que no depende del comportamiento del reo".

Pero además, los 106 catedráticos consideran que retrasar hasta los 25 años como mínimo la primera revisión también pone en peligro la reinserción social, la legalidad y la seguridad jurídica, valores que establece la Constitución.

"Se trata de una pena doblemente indeterminada que hace que el penado no sepa en qué momento recobrará su libertad: su encarcelamiento no tiene límite fijo", expone el documento que discute que aunque Convenio Europeo de Derechos Humanos se declare a favor, esto no impediría su inconstitucionalidad.

En cualquier caso, concluyen los penalistas, más allá de su disconformidad con la Constitución, "la prisión permanente no es una buena ley. No hace de la nuestra una sociedad mejor, no añade eficacia en la evitación de delitos más graves y sí comporta un significativo deterioro de nuestros valores básicos".

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que se mantenga en España la prisión permanente revisable?

Sí. Es justo que quienes cometan delitos de excepcional gravedad no puedan salir de prisión.
89,34 % (62579 votos)
No, todo el mundo tiene derecho a una segunda oportunidad.
4,97 % (3479 votos)
Se debería retrasar el debate y no tomar decisiones en caliente.
5,7 % (3990 votos)