El presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, ha visitado junto al alcalde de Linares, Juan Fernández, y la delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Ana Cobo, la zona afectada el pasado domingo por el derrumbe parcial del edificio del mercado de abastos de esta localidad, donde ha asegurado que la Administración provincial va a colaborar con el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía con el objetivo de restablecer "a la mayor brevedad la actividad de estos comercios".

En un comunicado, el máximo responsable de la Corporación provincial ha confirmado "la disponibilidad de la Diputación a colaborar con el Ayuntamiento de Linares para que estas familias que vivían en torno al mercado puedan recuperar su actividad económica", una colaboración que ha cifrado en una aportación que podría rondar los 200.000 euros.

Reyes, si bien ha lamentado que el temporal de estos días haya tenido como consecuencia el derrumbe de este importante edificio que se construyó a principios del siglo XX, ha celebrado que no haya habido daños personales. Así, ha subrayado que "ahora hay que priorizar y, en primer lugar, resolver el problema de estas familias que han dejado de tener una actividad económica y, por tanto, ingresos, y para que al mismo tiempo no pierdan la fidelidad de sus clientes de los últimos años".

"Esa es la primera tarea", ha insistido Francisco Reyes, quien se ha mostrado de acuerdo con el alcalde en la posibilidad de disponer "de una instalación provisional de esos puestos de mercado a la mayor brevedad posible". Después será el momento, en su opinión, de "abordar un futuro mercado de una ciudad como Linares". Al respecto, ha recordado que la Junta, a través del consejero de Fomento, "ya ha trasladado la voluntad de rehabilitar este edificio emblemático de la ciudad de Linares".

Sobre esta cuestión se ha pronunciado también el alcalde linarense, quien ha añadido que "ya contamos con una aportación de 120.000 euros de la Junta para el traslado de los puestos de venta al edificio de las frutas y las hortalizas que teníamos cerrado, a la que se suma la cantidad que aportará la Diputación y una partida de 500.000 euros que vamos a incluir en el presupuesto del Ayuntamiento para conseguir esa primera fase de la nueva ubicación, sobre todo por la urgencia que hay de poner en funcionamiento de nuevo los puestos para que ellos puedan reanudar su actividad comercial".

Juan Fernández ha asegurado que "se volverá a abrir el mercado gracias a la ayuda de la Consejería de Fomento para consolidar el edificio mientras se empieza la rehabilitación", un compromiso que ha ratificado Ana Cobo, quien ha apostillado que "la intención de la Junta es que una vez que los técnicos han decidido que sí se puede conservar lo que queda del edificio, para hacer esa reconstrucción tenemos el 1,5 por ciento Cultural que sufragan entre las consejerías de Fomento y Cultura y que está destinado a rehabilitación de edificios emblemáticos".

De esta forma, ha concluido la delegada de la Junta en Jaén, afirmando que "estaríamos en disposición de reconstruir la totalidad del edificio, una apuesta muy fuerte pero que la propia presidenta de la Junta se comprometió a hacer en Linares ayer mismo".

El mercado de abastos, diseñado por el arquitecto municipal Francisco de Paula Casado y Gómez, fue construido entre los años 1903 y 1906. Se trata de un edificio de estilo modernista imitando el neomudéjar. Junto al desescombro y limpieza de la zona, las actividades de recuperación comenzarán con la consolidación de la parte que ha quedado en pie del edificio.

Consulta aquí más noticias de Jaén.