Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, las reuniones con los dos sindicatos mayoritarios, ErNE y ESAN, se han celebrado en la sede central de Erandio por la mañana y las correspondientes a ELA-Ertzaintza y Euspel, por la tarde, finalizando esta última a las 19.30 horas.

En las reuniones bilaterales, por parte del Departamento de Seguridad han acudido la viceconsejera de Administración y Servicios, Ana Agirre, el viceconsejero de Seguridad Josu Zubiaga, la directora de Recursos Humanos, Miren Karmele Arias, el director de la Ertzaintza, Gervasio Gabirondo y el jefe de Relaciones Sindicales, Javier Barco.

Los encuentros han servido, principalmente, para recabar la opinión de los sindicatos sobre los siete puntos que el Departamento les trasladó por escrito en la reunión del Consejo de la Ertzaintza del pasado día 7 de marzo, planteando una propuesta abierta de negociación para la modernización de la Brigada Móvil.

Entre los temas más debatidos en las reuniones de hoy destaca el de la unificación de las dos secciones actuales de la Brigada Móvil actual (la de grupos generales y la de apoyo), para poder organizar los servicios en la modalidad de horario que actualmente tienen la Sección de Apoyo y la Unidad de Vigilancia y Rescate, que es de semana completa de trabajo con jornadas de 9 horas y media al día, seguida de una semana de descanso.

El Departamento considera que la modalidad de horarios propuesta rompe definitivamente con las jornadas continuadas de 16 horas y 8 de pernocta, adoptada cuando las necesidades de servicio eran de carácter "más reactivo". Cree, además, que la modalidad propuesta es "más coherente con las necesidades de conciliación familiar, permite unificar programas y métodos de entrenamiento, así como su planificación anual, y se ajusta bien a las funciones y a los servicios más preventivos que ofrece la Brigada Móvil en la actualidad".

En las reuniones también se han debatido propuestas de renovación generacional de la Brigada Móvil, tratando temas relacionados con la máxima permanencia y la realización de pruebas físicas y médicas, con el objetivo de evitar que nadie mantenga su actividad profesional en la Brigada Móvil si su condición física o de salud no se corresponde con las exigencias de las funciones asignadas.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.