Se espera que los fuertes vientos afecten de manera generalizada a casi todas las comunidades autónomas, exceptuando la zona del valle del Ebro y el extremo oriental peninsular. En Galicia y en zonas altas de la vertiente atlántica peninsular es probable que se superen los 100 km/h, pudiendo alcanzarse los 120km/h en puntos de Galicia y en la Cordillera Cantábrica.

Además, habrá fuerte temporal marítimo en las costas de Galicia, con olas que podrían alcanzar los seis metros de altura. También se espera mala mar en la costa mediterránea andaluza y en Murcia. Por otro lado, se esperan lluvias intensas en puntos de Galicia y en áreas próximas a las laderas sur de las cordilleras, especialmente en el oeste del Sistema Central.

Por ello, ante los fuertes vientos, Protección Civil señala que conviene asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse. También conviene abstenerse de subir a los andamios sin las adecuadas medidas de protección.

En caso de ir conduciendo, pide extremar las precauciones, especialmente en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido; y prestar atención ante la posible presencia de obstáculos en la carretera.

Ante los vientos costeros, indica que, si se está en zonas marítimas, hay que procurar alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan ser afectados por las elevadas mareas y oleajes que suelen generarse ante la intensidad de vientos fuertes.

Asimismo, recomienda evitar estacionar los vehículos en zonas que puedan verse afectadas por el oleaje y recuerda que, en estas situaciones, el mar adquiere condiciones extraordinarias y puede arrastrarle si se encuentra en las proximidades del mar. En este sentido, pide no poner en riesgo la vida ante las imágenes espectaculares del fuerte oleaje.

Ante las lluvias intensas, en caso de ir conduciendo, recomienda disminuir la velocidad, extremar las precauciones y no detenerse en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua. Si hay que viajar, pide procurar circular preferentemente por carreteras principales y autopistas.

En caso de tormentas súbitas y lluvias intensas, insta a tener en cuenta el lugar donde se aparcan los vehículos ya que el rápido ascenso del nivel de las aguas puede dañar los vehículos aparcados sobre zonas inundables y, además, arrastrarlos, provocando daños a bienes ajenos e incluso obstaculizar el flujo natural de la corriente.

Si comienza a llover de manera torrencial, aconseja no atravesar con el vehículo ni a pie los tramos inundados y localizar los puntos más altos de la zona, sin intentar salvar el automóvil en medio de una inundación. En caso de estar en el campo, hay que alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitando atravesar vados inundados. Igualmente, dirigirse a los puntos más altos de la zona.

Consulta aquí más noticias de Asturias.