Presentación del cuaderno de Ciedes
Presentación del cuaderno de Ciedes CIEDES

Así lo han explicado la directora gerente de la Fundación Ciedes, María del Carmen García Peña; el concejal de Economía y Hacienda, Carlos Conde; el director de Actuaciones Socioculturales de la Fundación Unicaja, Rafael Muñoz; el director del PTA, Felipe Romera y la presidenta de la Fundación Esesa, María de la Paz Hurtado.

Durante la presentación han informado de la metodología, y han explicado que se seleccionó un conjunto de 45 indicadores divididos en cinco grandes bloques. Así, dentro del apartado de Economía Inteligente, se analizan: emprendimiento y creación de empresas, gastos en I+D+I; actividades inventivas -patentes marcas, diseño-; y empleo en actividades innovadoras y tecnológicas.

Han apuntado que en los apartados de actividades inventivas, Málaga supera la media española en 34 puntos y la andaluza en 32,2. De igual modo, han incidido, ocurre con el indicador de emprendimiento, donde la media malagueña supera en 16,9 puntos a la andaluza y en uno a la nacional.

La directora gerente de la Fundación Ciedes ha valorado que, según el estudio, Málaga "está por encima de innovación de las ciudades y aplicación de la innovación a la ciudad" en relación con el territorio andaluz y "un poco por debajo de la media española, pero muy cerca de ella".

Así, destaca la ciudad en la creación de empresas, en emprendimiento, y, en suma, la economía inteligente e innovadora, además de la incorporación de capital preparado humano, además de gobierno inteligente.

En relación con las actividades innovadoras y el empleo tecnológico, la ciudad también supera la media española en 23,1 puntos y a la andaluza en casi 30. Frente a ello, "la ciudad está a la cola en lo que se refiere a gasto en I+D+I, 30 puntos por debajo de la media española y 15 por debajo de Andalucía", según el estudio.

En el ámbito temático relacionado con el Gobierno Inteligente y en el indicador de transparencia y participación, la ciudad supera en 9,1 puntos a la media nacional.

Por otro lado, para medir el apartado de calidad de vida y social, se han analizado los indicadores relacionados con el grado de satisfacción del ciudadano, siendo similar en Málaga y España, y la cohesión social, siendo éste en Málaga algo inferior a la media andaluza.

En el ámbito Movilidad y Medio Ambiente Sostenible, se contabilizan los indicadores de consumo y generación de residuos, donde Andalucía con 113 puntos, supera la media malagueña y española, y el de transporte sostenible, donde la media nacional supera a la andaluza y a la malagueña.

El último ámbito de actuación analizado es el de recursos humanos inteligentes, integrado por tres indicadores. Capital Humano en el mercado laboral -donde Málaga supera en 12,3 puntos a Andalucía-; el contexto de investigador favorable -donde la capital supera en 4,4 puntos a Andalucía-; mientras que se sitúa en último lugar en referencia al potencial de capital universitario.

TEJIDO

Asimismo, durante la presentación han detallado que del análisis del tejido productivo de Málaga desde el punto de vista de la economía inteligente, se desprende que en la ciudad casi 45.000 negocios trabajan en este parámetro.

En concreto, los mismos generan 178.930 puestos de trabajo, lo que supone en torno al el ocho por ciento de los establecimientos de toda Andalucía y el 9,5 por ciento del empleo de la comunidad autónoma. Además, un subconjunto de estas actividades se encuentra vinculada a la especialización inteligente, siguiendo los criterios del RIS3 para Andalucía. En concreto, se pueden identificar 17.958 establecimientos que dan empleo a 76.213 personas en la capital en 2015, lo que representa en torno al 40 por ciento de los establecimientos y al 42,2 por ciento del empleo de la ciudad.

De las actividades identificadas como prioritarias en la RIS3 Andalucía, algunas actividades tienen un componente de I+D+i muy acentuado dada su relación con lo que se considera alta o media-alta tecnología, y son especialmente significativas porque requieren un entorno económico, empresarial e institucional claramente enfocado a la investigación y a la innovación.

Este subconjunto de actividades especialmente innovadoras, en la ciudad de Málaga, lo integran 1.139 establecimientos que dan empleo a 7.120 personas, lo que representa en torno al 2,5 por ciento y el cuatro por ciento de los establecimientos y el empleo del total de las actividades de la ciudad de Málaga. Una importancia relativa más elevada que las correspondientes a la provincia malagueña, en su conjunto, y al de la región de Andalucía.

TECNOLÓGICAS

Dentro de las actividades tecnológicas se puede diferenciar entre las actividades industriales y los servicios de Alta Tecnología Punta. Este último grupo es el más relevante en la capital malagueña y está formado por 782 establecimientos que proporcionan 4.599 empleos, el 12,2 por ciento y el 15,5 por ciento de estas variables en Andalucía, superando el peso que la ciudad tiene en el tejido productivo andaluz.

También, según los datos, en la ciudad de Málaga se ha producido un retroceso en el sector manufacturero tecnológico desde 2007, aunque se ha visto casi compensando por un aumento de los servicios en Alta Tecnología.

Otro aspecto de consideración es el fenómeno de la innovación empresarial. Así, entre 2010 y 2015 la inversión neta promedio acumulada en inmovilizado intangible ha crecido en la ciudad de Málaga en 56.000 euros por empresa y en 21.000 en Andalucía.

No obstante, atendiendo al inmovilizado material, se ha producido una fuerte "desinversión" en este período, aunque en 2015 se observa un cambio de tendencia y el inmovilizado material medio por empresa se incrementó en ambos, especialmente en la ciudad de Málaga con unos 8.000 euros. Por su parte, el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) se ha constituido en una entidad fundamental para la creación de un entorno tecnológico, empresarial y cultural proclive a la innovación y al conocimiento.

AGENTES DE INNOVACIÓN "CLAVES"

El trabajo destaca el papel que juegan en el desarrollo de la Málaga innovadora e inteligente cuatro agentes fundamentales: la administración pública, con un papel destacado del Ayuntamiento en el caso de Málaga, ya que se ve "que hay un sector municipal muy implicado"; las empresas, donde destaca el PTA; la academia, con la UMA como eje central, y la ciudadanía, "donde hay menos recorrido".

En concreto, en relación con la ciudadanía, según el estudio, "falta recorrido en aspectos como la transformación mental y física de los que significa las nuevas tecnologías en el día a día". "Más que verlo como una oportunidad, a menudo se ve como una preocupación y un problema", ha explicado García, por lo que "queda por hacer".

De igual modo, según los datos "aún queda camino en relación con la movilidad sostenible", y "aunque en Málaga hay una gran apuesta en el sector público nos falta esa implicación en el privado", por lo que "ahí se puede mejorar", además de en la formación del capital humano, que "hay que seguir impulsando".

Del ámbito empresarial se señala el peso relativo destacado del PTA en la creación y desarrollo del ecosistema innovador malagueño y andaluz y los frutos cada vez más interesantes de su vinculación con la Universidad, que posicionan a Málaga por delante de la media andaluza en inserción del capital humano en el mercado de trabajo.

Consulta aquí más noticias de Málaga.