Así, desde hace más de una década, desde el cuerpo policial y el propio Ayuntamiento de Málaga se ha vigilado en la medida de las posibilidades que la ley ofrece esta actividad ilícita, lo que ha dado lugar a que en los últimos once años hayan sido un total de 16.090 las denuncias interpuestas a aparcacoches ilegales por policías locales de Málaga.

En concreto, según ha informado la Policía Local a través de un comunicado, fueron 657 en 2007; 730 en 2008; 1.251 en 2009; 1.341 en 2010; 1.530 en 2011; 2.048 en 2012; 1.753 en 2013; 2.188 en 2014; 1.453 en 2015; 1.584 en 2016 y los citados 1.555 del pasado año.

A estas denuncias administrativas se suman las 1.336 denuncias judiciales por desobediencia formuladas por policías locales de Málaga desde 2007 hasta 2015.

Por otro lado, han señalado que actualmente, el trabajo que realizan los agentes con respecto a la problemática de los 'gorrillas' o aparcacoches ilegales consiste, dentro de lo que el marco legal ampara, en sancionarlos administrativamente por realizar labores de aparcamiento de vehículos sin estar autorizados para ello.

Consulta aquí más noticias de Málaga.