Carretera derrumbada en Ávila
Derrumbe de un tramo de veinte metros de la carretera AV-901, en Ávila a causa de las lluvias y el deshielo. Raúl Sanchidrián / EFE

Las lluvias y el deshielo han provocado el derrumbe de un tramo de entre quince y veinte metros de la carretera AV-901, en el kilómetro 12,500 de una vía que conecta Villanueva de Ávila con el puerto de Mijares, en el corazón del Tiétar, que afecta a seis municipios y ha obligado a proponer un camino alternativo.

El delegado territorial de la Junta en Ávila, José Francisco Hernández, ha explicado hoy en declaraciones a los medios que a primera hora han recibido el aviso de los vigilantes del servicio territorial por esa "incidencia", que ha calificado de "muy importante". "Literalmente se ha caído el firme de la carretera", ha declarado.

Ello debido al desplazamiento del talud próximo a la vía, que ha provocado que haya "una importante zona donde ha cedido el asfalto", ha precisado.

El delegado territorial ha aludido a las lluvias caídas este fin de semana y al deshielo de las zonas de montaña como las causantes de este hundimiento.

Los municipios de Burgohondo, Mijares, Villanueva de Ávila, Navarrevisca, Serranillos y Casavieja han sido los principales afectados por este derrumbamiento, aunque desde la Junta ya se ha establecido un camino alternativo por las carreteras N-403 y CL-501.

Hernández ha asegurado que se habilitarán los recursos económicos y proyectos técnicos necesarios para restablecer la carretera, algo que "no será de manera inmediata", ya que habrá que comprobar que no haya más tramos afectados por la actividad del agua en los días pasados.

Los ayuntamientos de los diferentes municipios ya están al corriente de la situación, que no ha causado ningún daño personal.

Consulta aquí más noticias de Ávila.