Isabel Gil Rosiña y José Luis Navarro
Isabel Gil Rosiña y José Luis Navarro EUROPA PRESS

En este sentido, ha defendido que, tal y como ya se ha manifestado también el alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna, "parece mentira que con todos los servicios y herramientas tecnológicas no hayan podido prever lo que iba a ocurrir". "Cuesta creerlo (que no se pudiera prever)", ha incidido en alusión a la rotura de barreras de contención de dicha planta como consecuencia de las condiciones climatológica de los últimos días en la comunidad.

Con ello, ha pedido a la CHG "una mejor diligencia y actuación para que esta planta no se coma" el río Guadiana, que "hace mucha falta en muchas comarcas de la región", ha incidido.

De igual modo, ha pedido a la Delegación del Gobierno que exija a la Administración central que ayude para que "el camalote no se coma el río Guadiana".

Al respecto, ha considerado "lógico" también que la Delegación del Gobierno, "como representante" del Ejecutivo nacional en Extremadura, "en lugar de dedicarse a valorar hasta rozar el ridículo si la manifestación del 8 de marzo ha sido positiva o negativa, la ha secundado mucha o poca gente, cuando es incontestable el éxito de la misma, debería utilizar las convocatorias públicas para exigirle a su propio gobierno que el camalote no se coma el río Guadiana".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.