Un cliente degustando un plato en un restaurante.
Un cliente degustando un plato en un restaurante. PIXABAY

Las cenas del fin de semana son las comidas que más catalanes hacen fuera de casa. Esta es una de las conclusiones de un estudio sobre la restauración en Catalunya que ha presentado este martes el Departament d’Empresa i Coneixement de la Generalitat y que muestra que, a la hora de cenar en ese periodo, casi seis de cada 10, el 57,1%, tienen el hábito de ir de restaurante o acudir al 'take away' o al 'delivery' algún día. El informe señala, además, que los que más gastan en las cenas fuera del hogar los fines de semana son los 'millennials' (nacidos entre los años 1981 y 2000) y los que pertenecen a la Generación X (1965-1980), que se dejan una media de 22,1 euros por persona, mientras que los 'boomers' (1946-1964) pagan 19 euros.

El desayuno en jornada laboral es la segunda comida que más se realiza fuera de casa (desayunan fuera al menos una vez semanalmente el 55% de los catalanes), seguida del almuerzo en los días de trabajo (49,7%) y los sábados y domingos (41,7%). A continuación se sitúan el desayuno de los fines de semana (19,6%) y la cena  de los laborables (17,3%).

El estudio, que según ha señalado la directora general de Comerç de la Generalitat, Muntsa Vilalta, pretende ser una "hoja de ruta para el sector de la restauración", indica, por otro lado, que los catalanes optan por no comer en su hogar una media de 3,5 veces semanalmente y que un 27,1% ha aumentado su gasto en hacerlo fuera en los últimos seis meses, mientras que un 60,3% lo ha mantenido. Donde este más ha crecido ha sido en el restaurante (31%), seguido del 'delivery' (23,6%) y el 'take away' (4,2%).

A la hora de escoger un establecimiento para almorzar, desayunar o cenar, el 49,5% se guía por las recomendaciones de amigos o familiares, mientras que un 35,2% busca en internet, sobre todo los 'millennials'. El informe apunta que el uso que se hace de las páginas web sobre restauración es más consultivo que participativo, pues quienes cuelgan opiniones acerca de los lugares donde han estado son pocos, y muestra también que el 74% acostumbra a ser fiel a un local.  

En cuanto a la nota con la que puntúan los catalanes los restaurantes, esta es de un 7,3 sobre 10. En los almuerzos en estos locales se valoran, sobre todo, la relación calidad-precio, los menús, la rapidez y la confianza en el servicio. En las cenas, si son en día laborable, que sean baratas, y si son el fin de semana, que introduzcan variedad. Los restaurantes de comida casera o artesana son los preferidos para almorzar o cenar de lunes a viernes, mientras que, paradójicamente, los de 'fast food' son la primera opción para cenar cuando es fin de semana.

La nota con la que los encuestados califican el 'take away' y el 'delivery' es más baja, de un 5,8 y un 5,9 respectivamente, y los motivos que llevan a escogerlos son, en primer lugar, la rapidez y en el segundo, las buenas ofertas.

El estudio revela, asimismo, que en la oferta de los restaurantes lo que más echan de menos los catalanes es la alta cocina y la cocina 'gourmet', mientras que en la del delivery es la comida ecológica y en la del 'take away', el 'fast food'.

El presidente del Gremi de Restauració de Barcelona, Pere Chias, ha afirmado durante la presentación del informe que "!la tendencia hacia los millennials es la que tiene más futuro", porque "son los más jóvenes". Frente a su falta de poder adquisitivo en relación a otros grupos de población, ha señalado que "la clave está en trabajar con más clientes".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.