Y es que este mes de febrero ha traído consigo una clara elevación de los precios en la Región, no obstante, esta elevación mantiene los precios en una tasa de crecimiento aún moderada y, en todo caso, inferior a la que registra el resto del país.

Desde UGT, consideran que refleja la peor situación relativa de la Comunidad respecto a salarios y consumo aunque, al mismo tiempo, alerta de que una tendencia alcista de los precios, como la que se prevé que se consolide a lo largo del año, "podría perjudicar todavía más esos salarios si se mantienen estancados o no crecen por encima de lo que lo hace el coste de la vida".

Según el sindicato, las pensiones están siendo y seguirán siendo

otras de las grandes perjudicadas, puesto que la "exigua" subida del 0,25% decretada para este año 2018, además, se concentra en suministros básicos como la electricidad o productos también básicos de la cesta de la compra como los huevos, el aceite, el pescado o la carne.

UGT reclama una mejora de los salarios, de las pensiones y de las prestaciones sociales acorde con el incremento que se espera que alcancen los precios -un 1,6% de media-, "para evitar que sigan perdiendo poder adquisitivo y que la recuperación económica, de una vez por todas, se traduzca en una mejora de la calidad de vida de las personas".

Consulta aquí más noticias de Murcia.