El sujeto estuvo ingresado en la Unidad de Salud Mental del Hospital Universitario de Canarias (HUC), con carácter provisional, víctima de un brote psicótico.

Superado este cuadro, la juez ha accedido a la petición del Ministerio Fiscal y ha ordenado su ingreso en prisión como presunto autor de un delito de tentativa de homicidio, según han informado fuentes oficiales del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).