Los padres de Gabriel Cruz, Patricia Ramírez y Ángel Cruz, se han dirigido a los medios después del funeral para enviar un mensaje de agradecimiento a la población española por todo el apoyo recibido durante la búsqueda de su pequeño. De nuevo, ha resultado sorprendente la entereza y humanidad del mensaje de la madre del pequeño.

"Gracias a todos. De todo corazón. Ayer me llegó por internet un cuento muy bonito. No sé quién lo ha escrito, pero me decía que nosotros no habíamos perdido sino que mi hijo había ganado porque había desaparecido la bruja mala del cuento y por la cantidad de gente que había juntado. Él estará ya jugando con sus peces y la bruja ya no existe. Sacadla de vuestras cabezas", ha dicho Patricia Ramírez.

Acto seguido el padre del menor, Ángel Cruz, ha vuelto a agradecer a todos el apoyo de los últimos días "en los que nos habéis llevado en volandas, gracias". De nuevo ha sido la madre la que ha pedido a la población respeto e intimidad en el cementerio.

Previamente, Ramírez ha pedido a todo el mundo que pongan la canción 'Girasoles' de Rozalén, por ser la última que bailó y cantó con su hijo Gabriel.

En la misa de funeral, obispo de Almería, Adolfo González Montes, ha asegurado que la muerte de Gabriel Cruz es un "reflejo de la mente y corazón enfermos" de las personas que habitan el mundo, censurando duramente la violencia ejercida en cualquiera de sus formas contra los niños.

El obispo ha añadido que Gabriel, de 8 años, presuntamente muerto a manos de la pareja de su padre, "no tuvo tiempo de que su corazón se pervirtiera de la maldad que transversalmente asola al de todos los adultos". Este "niño sonriente y bonito" ha "cautivado" a todos y ahor "acompañará a sus padres y abuelos desde el Cielo", subrayando la desolación de los progenitores del niño.

Por otra parte, el juez ha prohibido la incineración de los restos del pequeño, por si fueran necesarias más pruebas.