Proyectos de acogida a migrantes
Proyectos de acogida a migrantes CÁRITAS - Archivo

Así es la radiografía que ha realizado Casa Caridad sobre la vulnerabilidad en València a partir de las personas que acuden a la institución en busca de recursos para mejorar su situación.

El presidente de la entidad, Luis Miralles, ha manifestado que están aumentando las personas que precisan ayuda para cubrir sus necesidades básicas, pero también una red de apoyo que les permita encontrar trabajo y mejorar su situación.

De hecho, en el último año han crecido un 9% las atenciones realizadas en el comedor social, que incluyen además de las raciones de comida, el asesoramiento y el acompañamiento personal a cada una de las 1.623 personas atendidas.

En este asesoramiento personal realizado por el Departamento de Trabajo Social, se ha detectado un aumento de la vulnerabilidad de personas migrantes que han venido a España en busca de trabajo. Se trata principalmente de hombres, de entre 31 y 45 años, y procedentes de diversos países entre los que destacan Rumania, Marruecos, Bulgaria y Argelia.

Este perfil ha aumentado un 18%, "lo que refleja que la Comunitat y, en concreto, la ciudad de València ofrece buenas perspectivas para estas personas. Pero después estas expectativas se ven inicialmente truncadas", ha añadido Guadalupe Ferrer, gerente de Casa Caridad. "Por ello, desde Casa Caridad tratamos de crear estos puentes de integración, a través de las entrevistas personalizadas y de diversos talleres de formación estimulación y ayuda en la búsqueda de empleo", ha dicho. Sólo a lo largo de 2017 Casa Caridad registró 4.500 asistencias a estas sesiones.

LUCES Y SOMBRAS

En el lado positivo de esta Fact Sheet sobre Vulnerabilidad realizado por Casa Caridad, se percibe que han descendido los españoles sin recursos. De hecho, en la institución se ha atendido a un 3% menos de estas personas, que actualmente suponen el 39% de atenciones frente al 61% que representan los procedentes del exterior.

Además, otra de las luces de esta radiografía es la mejoría de la situación de la mujer. En el último año, en 2017, descendió un 9% el número de mujeres que precisaron los primeros servicios, que incluyen la entrevista y el seguimiento personal y el acceso al comedor social.

"Con todo ello vemos que nos estamos acercando a una situación similar a la que vivimos antes de la crisis, donde la mayor vulnerabilidad se detecta en las personas migrantes, frente a los españoles", ha aseverado Miralles.

Consulta aquí más noticias de Valencia.