Según ha informado la compañía, hasta el 23 de marzo no se sabrán con certeza las medidas adoptadas contra la importación de acero, y por tanto, de los productos de Tubos Reunidos en ese país.

Las decisiones de Donald Trump podrían ser un agravante en el grupo Tubos Reunidos, que cerró 2017 con un resultado neto negativo de -32,4 millones de euros, y 99 millones de pérdidas acumuladas en los últimos tres años.

Asimismo, ha apuntado que los aranceles "no solo dificultarán la venta de productos en Estados Unidos, sino que determinarán que todos los productores que ya no pueden vender en este mercado, comiencen una lucha por aumentar su cuota en el resto del mundo, incrementándose la sobreoferta existente e intensificando la guerra de precios de venta".

"Todas estas circunstancias deben ser analizadas antes de iniciar un proceso de negociación con la representación de los trabajadores, para la adopción de medidas que puedan garantizar la viabilidad de la empresa", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.