Tejerina en la Comisión de Seguimiento del Pacto del Agua de Aragón
Tejerina en la Comisión de Seguimiento del Pacto del Agua de Aragón EUROPA PRESS

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha aseverado que "donde no haya un acuerdo no hay que tener temor de un trasvase". Ha presidido esta tarde en Zaragoza la reunión de la Comisión de Seguimiento del Pacto del Agua de Aragón.

Tras unas tres horas de reunión, Tejerina ha dicho, nuevamente, que "si no hay acuerdo, no hay trasvase", de forma que "no habrá ningún trasvase que no esté acordado".

Ha dicho que "hemos avanzado mucho, como Gobierno, en materia de aguas, contemplando aspectos medioambientales", por ejemplo considerando el cambio climático, y ha agradecido que otros partidos se sumen a la "preocupación" del Ejecutivo central en este sentido.

Con el mismo acuerdo, del 80 por ciento, con que se elaboraron los planes de cuenca, el Ministerio quiere "seguir avanzando" en el Pacto Nacional por el Agua, "que empieza por la palabra pacto", de manera que "lo que no esté acordado no integrará este gran acuerdo", en el que las medidas ambientales "tendrán un protagonismo especial".

Ha aludido de esta forma a las medidas a implementar en materia de riesgo de inundaciones, la mejora de la eficiencia en el uso del agua, la fijación de unas reglas de juego, "una gobernanza que nos permita ser más eficientes". Así, "hay muchos aspectos en los que avanzar juntos", ha recalcado.

Ha llamado la atención sobre las medidas ambientales introducidas por el Gobierno de España, por ejemplo la inclusión de los caudales ecológicos de los ríos en la planificación, la realización de auditorias de calidad de las aguas, la delimitación de casi 300 kilómetros de reservas naturales fluviales y la consideración de la variable del cambio climático.

A BUEN RITMO

El Pacto del Agua "avanza a buen ritmo" y el compromiso del Ejecutivo central es "seguir con ese ritmo de ejecución" que en estos años de "dificultad" ha impulsado.

Ha destacado que el Gobierno de España de Mariano Rajoy ha llevado a cabo, en seis años, un tercio de las inversiones del Pacto del Agua de Aragón, con 400 de un total de 1.800 millones de euros en 25 años. Asimismo, ha recordado que el Pacto del Agua se aprobó en 1992 por unanimidad y que se revisó en 2003.

Los 400 millones ejecutados significan 1.350 hectómetros cúbicos de incremento de las garantías de regulación, que "los aragoneses tendrán a su disposición para fomentar el desarrollo social y económico del territorio", ha continuado la ministra, quien ha apuntado que estas inversiones afectan a 320.000 hectáreas de regadío, con una "enorme trascendencia social", ya que el regadío permite fijar población.

Ha recordado que durante la etapa de Rajoy se han terminado las obras de los embalses de San Salvador y Valdeatao, así como Las Parras (Teruel), al tiempo que se ha dado un impulso "importante" al recrecimiento de Yesa y la construcción de Mularroya y Almudévar.

El inicio del recrecimiento de Santolea está muy próximo, ya que en abril se adjudica la construcción, mes en el que concluirán los trabajos del estudio de impacto ambiental para la construcción del pantano de Biscarrués, que debe dar paso a una nueva declaración de impacto ambiental, teniendo en cuenta la sentencia de la Audiencia Nacional, que anuló en 2017 el anteproyecto, y las recomendaciones de la UE. Ha recordado que se beneficiarán 15.000 familias regantes.

De Biscarrués ha indicado que este pantano servirá para laminar avenidas del río Gállego, evitar inundaciones, y aportar caudales al sistema de Riegos de Alto Aragón.

También seguirá avanzando para recrecer Yesa y construir Mularroya, en este último caso con la perspectiva de terminar este año el grueso de los trabajos del cuerpo de presa y la variante carretera, una obra muy importante para el Bajo Jalón, ha subrayado.

Para construir Almudévar se pagarán casi 40 millones en concepto de indemnizaciones y 10 para la mejora de la calidad de las aguas, así como 37 para expropiaciones. En cuanto a la restitución territorial en Almudévar, se desarrollarán 1.200 hectáreas de regadío y se invertirán 10 millones en el ciclo del agua.

De Yesa ha comentado que permitirá mantener los caudales ecológicos, que reducirá el riesgo de inundaciones y que permitirá consolidar 100.000 hectáreas de regadío. La previsión es terminar las obras en 2021, siempre "con todas las garantías de seguridad" ya que se realizan lecturas semanales del comportamiento de las laderas y se han instalado 400 puntos de control.

Asimismo, está en marcha la tramitación de obras de regadío en Monegros II, concretamente las tuberías de Valdurrios, el sifón de Cardiel y la acequia de La Almolda.

SALTOS HIDROELÉCTRICOS

Al margen del Pacto del Agua de Aragón, por afectar al conjunto de España, la ministra ha informado de que el Gobierno de España trabaja en la redacción de los pliegos para llevar a cabo las reversiones de las concesiones caducadas de saltos eléctricos. Las cinco primeras han caducado en Aragón.

Ha manifestado el "compromiso" del Gobierno de Rajoy con las nuevas concesiones de energía reservada, indicando que cuando se dicte la sentencia pendiente "tendrá muy en cuenta el beneficio para el territorio de los importes que tengan que abonar las eléctricas".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.