Quinta 'mascletà' de las Fallas 2018
Quinta 'mascletà' de las Fallas 2018 EUROPA PRESS - Archivo

El sucesivo paso de vientos de poniente, con vientos "moderados", precipitaciones "escasas, débiles y dispersas" en forma de chubascos de corta duración y la alternancia de días poco nubosos con otros de cielo cubierto son el escenario "más probable" durante toda la semana de Fallas de este año.

La Delegación Territorial en la Comunidad Valenciana de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha publicado este lunes la previsión meteorológica para la semana del 12 al 19 de marzo. No obstante, han advertido de que a medida que las previsiones se alejan en el tiempo, "la incertidumbre aumenta", por lo que han aconsejado seguir las actualizaciones en los próximos días.

Aemet ha informado de que el viento de poniente será moderado, aunque "puede llegar a soplar con rachas fuertes" y ha indicado la previsión de temperaturas máximas es "coherente" con este escenario, y contará con predominio de temperaturas "por encima de los valores medios normales".

Así, las temperaturas máximas previstas en València oscilan entre 18 y los 22 grados; mientras que las mínimas se sitúan entre los ocho y los 13 grados.

EL "TIEMPO FALLERO"

La semana de Fallas, del 15 al 19 de marzo, es la que marca el final del invierno con la primavera y durante los últimos 80 años ha estado caracterizada por el denominado "tiempo fallero", con una temperatura media diaria de 14 grados, con una temperatura diurna media de 19.1 grados y 8,8 de media nocturna.

La agencia también ha publicado este lunes un estudio del clima que habitualmente se da en València durante la semana fallera, con datos que van del primer año en que las observaciones meteorológicas de la ciudad se hicieron en el parque de Viveros de 1938 a 2017.

Aemet ha destacado que hay un patrón que se suele repetir "con mucha frecuencia" en la semana de fallas, el popularmente conocido como "tiempo fallero", por el que en días estables, a partir de mediodía se establece el "típico régimen de brisas", que cuando es el predominante en esta semana de fiestas, da lugar a que las temperaturas diurnas más altas tomen valores próximos a 20 grados, mientras que las mínimas se quedan alrededor de 10.

En cuanto a la lluvia, en la mitad de los años analizados, es decir, en 40 ocasiones, "no hubo ningún día con lluvia apreciable" en la semana de fallas en la ciudad; mientras que en un tercio de los años llovió un día de forma apreciable; en un 10% llovió dos días; en un 6%, 3 días; y solo en las fallas de 2015, se registró lluvia apreciable en la ciudad en cuatro de los cinco días de la semana fallera, debido a un flujo de viento fuerte de levante que generó nubosidad y precipitaciones que, aunque durante los días festivos "no fueron importantes", sí dio lugar a un tiempo "inseguro".

Consulta aquí más noticias de Valencia.