Según ha informado el Consistorio hispalense a Europa Press, los hechos se produjeron a última hora de la tarde del pasado jueves, cuando desde el Centro de Control del 092 enviaron varias patrullas a un establecimiento de la zona norte de la ciudad, donde según una llamada dos personas habían secuestrado a otra a punta de pistola.

Momentos después llegaron al lugar varias dotaciones, que localizaron a tres jóvenes. "Dos de ellos denunciaban al otro, del que decían que habían contactado con él porque sabían que se dedicaba a vender motocicletas robadas, a ellos les habían robado la suya y trataban así de recuperarla", indica. Mientras, el tercer joven sostenía que "lo habían traído hasta ese lugar obligado, amenazándolo con una pistola".

La Policía Local procedió a cachear a los tres, no encontraron arma alguna y sí una bolsita con sustancia estupefaciente al joven que manifestó haber sido secuestrado. Se realizó una inspección al coche de este y localizaron en la puerta del conductor varias tabletas de hachís, de casi 100 gramos cada una, y un machete de casi 20 centímetros de hoja.

Los denunciantes mostraron sus teléfonos a los agentes, donde pudieron constatar cómo el otro joven les enviaba presuntamente imágenes de motocicletas para vendérselas, de ahí que se trasladaron hasta el garaje de la vivienda donde manifestó guardarlas. Los policías encontraron escondidas en una zona oscura dos motocicletas que resultaron haber sido sustraídas. Procedieron a la detención del joven y traslado hasta dependencias policiales, donde quedó a disposición judicial.

Las motocicletas fueron trasladadas hasta los almacenes municipales, a disposición de los propietarios, quienes han sido localizados e informados de la recuperación y los pasos a seguir para la denunciar, en tanto que la droga fue intervenida para su análisis y posterior informe.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.