Esta cuota de aprovechamiento está por encima de la exigencia mínima que el Plan de Residuos de Navarra marca para 2020 (se exigirá un mínimo de recuperación del 50%).

La presidenta de la Mancomunidad de Montejurra, Mariví Sevilla Marzo; el gerente, Laureano Martínez Aramendía, y el técnico de la entidad Luis María Rodríguez Elía, han presentado este lunes los datos más significativos en la gestión de residuos domésticos y comerciales en la comarca en 2017. Asimismo, han dado a conocer las próximas novedades de la entidad.

En la actualidad, la cifra de recuperación está por encima de la media en Navarra (situada en un 40% aproximadamente), y muy por encima de la media estatal, situada en un 30%.

Mariví Sevilla ha apuntado que "los datos son positivos, pero no nos podemos relajar". "Los niveles de impropios en las distintas recogidas selectivas son todavía altos. Es necesario incrementar los niveles de participación y mejorar las separaciones en el domicilio para disminuir este nivel de impropios (aquellos materiales que llegan al contenedor que no corresponde). Seguiremos sensibilizando a la población para reducir dicho porcentaje", ha señalado.

Además, ha puesto especial énfasis en la materia orgánica, señalando que "a mejor recogida, mayor calidad en el compost que se distribuye para la agricultura y jardinería por parte de la Mancomunidad en Tierra Estella". En este sentido, el índice de impropios de la fracción orgánica ha disminuido en un 2%.

EVOLUCION DE LOS RESIDUOS

En 2017, la Mancomunidad de Montejurra gestionó un total de 26.030 toneladas de residuos domésticos y comerciales, con un ratio por habitante de 485 kg/año.

Con respecto a 2016 se ha experimentado un incremento del 1% en la generación de residuos, coincidiendo con la tendencia al alza en la recuperación de la economía y del consumo.

Además, en el contenedor marrón, se ha superado la recogida del 70% de la fracción orgánica, suponiendo un ratio por habitante de 160 kg/año, alcanzando los niveles que se requieren en el PRN para 2027.

Por otro lado, se ha alcanzado un ratio por habitante de 100 kg/año de materiales recuperados para su reciclaje en las diferentes recogidas selectivas, puntos limpios y planta de recuperación de materiales de Cárcar.

Para estar a la altura del Plan de Residuos de Navarra, la entidad supramunicipal ha adquirido el compromiso de mejorar la recogida de residuo orgánico, seguir trabajando la sensibilización ciudadana con talleres y charlas, reducir el porcentaje de residuos impropios que llega a la planta y conseguir un mayor rendimiento y un compost de óptima calidad.

El sistema de recogida selectiva en la Mancomunidad de Montejurra utiliza cuatro contenedores: orgánica; envases, materiales y otros; papel y cartón, y vidrio, Además, gestiona la recogida de voluminosos con Traperos de Emaús y los puntos limpios.

Todos los residuos recogidos se someten a una selección en la planta de Cárcar mediante procesos mecánicos, automáticos y manuales.

OTRAS ACCIONES

Entre las novedades de la Mancomunidad de Montejurra en materia de residuos se está trabajando un proyecto de instalación de contenedores exclusivos de pañales en residencias de la tercera edad, a fin de poder evolucionar en la recogida selectiva de materiales.

Tras los primeros meses de prueba, se estudiará la conveniencia de instalar otros puntos de recogida de estos desechos, por ejemplo, en centros de 0 a 3 años.

Por otro lado, la Mancomunidad está realizando un proyecto de disminución de impacto visual en su planta de Cárcar. En concreto, se está clausurando parte del vertedero, donde se revegetará la zona con especies autóctonas. En este punto también se está levantando un murete de piedra. Además, se pintará un mural en uno de los edificios y la puerta principal de entrada.

Por otro lado, como se anunció el año pasado, para finales de 2018 está previsto que concluyan las obras de mejora en las zonas de compostaje y materiales de la planta, por valor de 1,5 millones de euros.

Consulta aquí más noticias de Navarra.