Los hechos han sucedido a las 13.24 horas cuando el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (CECOES) 1-1-2 del Gobierno de Canarias recibía una alerta en la que se solicitaba asistencia sanitaria para un hombre que se encontraba en parada cardiorrespiratoria tras ser rescatado del agua en la piscina de un hotel ubicado en la calle Londres.

Según el alertante, un médico en el lugar había comenzado a realizarle maniobras de resucitación y el personal del SUC, a su llegada, continuó con las maniobras de reanimación básicas y avanzadas sin éxito, por lo que se confirmó su fallecimiento.

La Policía Nacional se hizo cargo de las diligencias judiciales.