Playa de Cala Mayor
Playa de Cala Mayor EUROPA PRESS - Archivo

Según ha detallado en una nota informativa este lunes la formación, desde el PP creen que el modelo del Pacte "no es la vía adecuada para dar solución al impacto del alquiler turístico en Balears y en Mallorca, ni responde a las necesidades reales de los ciudadanos, además de ser discriminatoria".

Asimismo, han sostenido que los cálculos de los indicadores llevados a cabo por el Consell provocan "graves discriminaciones" generando "comparaciones tan absurdas como que Playa de Palma o Magaluf tienen el mismo régimen que Ariany o Llombards".

Respecto a los indicadores en los núcleos de interior, han expuesto que "no tienen ninguna base científica, utilizan criterios incorrectos y contienen números fallos en los datos o cifras que se utilizan en los cálculos además de errores en las cifras aritméticas".

En este sentido, también han apuntado que "tampoco son los mismos indicadores utilizados para determinar la masificación o saturación en las zonas de litoral que marca la Ley Turística, ni tiene en cuenta el impacto real del turismo en relación a las carreteras o aparcamientos, entre otras infraestructuras; el abastecimiento de agua o energía o la eliminación de residuos sólidos y líquidos".

Por todo ello, el PP ha solicitado que se rehaga "todo el estudio" con otros indicadores más correctos para que el resultado de la zonificación refleje la realidad.

La formación, además, reafirma su oposición a la prohibición por parte del pacto de izquierdas al alquiler turístico en suelo rústico protegido "que no está sometido a ninguna presión edificatoria que provoque impactos en el medioambiente y en el consumo de territorio".

Por ello, han calificado de "absurdo" limitar la capacidad de obtener ingresos para el mantenimiento de las fincas, del medioambiente, así como de favorecer la desestacionalización turística e impedir el reparto de los ingresos de la actividad turística entre todos los ciudadanos.