Así lo han señalado este lunes a los periodistas el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, y el director insular de Fomento, Miguel Becerra, quienes han informado que desde primera hora de este martes, operarios del servicio insular de carreteras han estado trabajando en la villa norteña para arreglar los desperfectos causados por el oleaje la pasada noche.

Alonso ha comentado que la avenida es una "vía importante" para el tráfico de la comarca y tampoco se puede desviar el tráfico pesado por el casco histórico, y ha anunciado que se reunirá con la viceconsejera de Emergencias del Gobierno de Canarias, Blanca Pérez, para evaluar como se puede mejorar la predicción meteorológica.

En esa línea, ha indicado que este fin de semana, con una alerta de oleaje de tres metros de altura, el mar cruzó la vía y hace una semana, con previsión de seis metros, no ocurrió lo mismo.