El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha prometido que todos los policías nacionales y guardias civiles notarán en sus nóminas muy pronto la subida salarial tras el acuerdo firmado este 12 de marzo para la equiparación "real, absoluta y total", prevista para 2020, de estos efectivos con los mossos.

Así lo ha asegurado tras firmar con cuatro sindicatos policiales y ocho asociaciones de guardias civiles un acuerdo, calificado de "histórico", que contempla 1.207 millones de euros en tres años y que, en la práctica, se verá reflejado en 2020 en un aumento medio de 561 euros en la nómina mensual de los policías y de 720 euros en la de los guardias civiles.

Un acuerdo que da respuesta a una "merecida" y "justa" reivindicación" de hace 30 años de la que se beneficiarán todos los policías y guardias civiles, independientemente, ha añadido, del puesto que ocupen y de que no estén sindicados o asociados a alguna de las organizaciones que han suscrito el acuerdo.

El ministro ha pedido a los descontentos con la oferta que la analicen y valoren en su totalidad. "No hay nada oculto, no se dejen llevar por prejuicios", les ha dicho tras reiterar que todos los efectivos se beneficiarán de lo pactado porque todos se lo merecen.

"Hemos llegado a la meta tras muchas horas de trabajo y de superar momentos complicados", ha destacado Zoido, agradecido por la voluntad negociadora de asociaciones y sindicatos, por el respaldo "desde el principio" del presidente del Gobierno Mariano Rajoy, por la "predisposición constante" del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro y por el determinante papel en la negociación de su número dos, José Antonio Nieto.

Los máximos responsables de los cuatro sindicatos policiales y las ocho asociaciones de guardias civiles han rubricado la oferta, que contará con una dotación para este año de 500 millones de euros y que incluye la contratación de una consultora externa para verificar si la asignación presupuestaria acordada es suficiente o si necesitará algún ajuste. También el impulso de una ley que evite en el futuro desigualdades económicas entre los salarios de los funcionarios de las fuerzas de seguridad con los de los mossos.

El presidente del Sindicato Profesional de Policía (SPP), José Antonio Calleja, ha dicho que "el paso del tiempo pondrá en su lugar el acuerdo rubricado", en tanto que el secretario general de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), Alberto Moya, ha celebrado que "por fin" un Gobierno "haya cogido el toro por los cuernos", porque, ha dicho, este acuerdo "mira al futuro" y sitúa a las fuerzas de seguridad "en la vanguardia y a la altura de los mejores policías del mundo".

Respecto a las pintadas y algunos escraches que especialmente los sindicatos policiales están sufriendo en sus sedes tras decir sí a la oferta de Interior, Calleja ha avanzado que, junto con las asociaciones de guardias civiles, elaborarán un dossier en el que se documente todos estos ataques, sean en redes sociales o en los locales sindicales.

A pesar del ataques al sistema de votación habilitado para consultar a sus bases y la suspensión del sondeo, el pasado martes, 6 de marzo, las organizaciones decidieron suscribir la oferta al considerarse legitimados para hacerlo ya que, en el caso de la Policía, los cuatro sindicatos representan al 83,5% de todos los agentes y las siete asociaciones al 60% de los guardias civiles.