Este es el principal mensaje que ha trasladado Clemente en su discurso institucional con motivo de un acto conjunto para celebrar el 40 aniversario de la Constitución Española y el 35 aniversario del Estatuto de Autonomía de Castilla y León que ha contado con la presencia de los presidentes del Congreso, Ana Pastor, y del Senado, Pío García-Escudero, y de los diputados y senadores por Castilla y León, procuradores y miembros dela Junta y representantes de las principales instituciones y asociaciones de la Comunidad Autónoma.

Clemente ha basado su alocución en la teoría de la "integración política" de Rudolf Smend que, a diferencia de otros autores como Hans Kelsen o Carl Schmitt, defendió que una constitución no es sólo una norma que intenta ordenar la lucha por el poder sino "una norma que produce por antonomasia la unidad política de la comunidad, la norma que construye el nosotros, la comunidad política".

"La Constitución debe servir para unir aquello que es diverso", ha defendido la presidenta de las Cortes quien, desde ese enfoque de integración de Smend, ha reivindicado el principio de lealtad institución y de lealtad autonómica como la contribución de Castilla y León a un Estado en el que, según ha lamentado, a menudo sólo parecen existir los intereses de una y otra comunidad o del Gobierno central.

Tras reconocer que la descentralización política del Estado lleva a que las parten rivalicen entre sí, Clemente ha hecho especial hincapié en la relevancia del Estado global que, según ha aclarado, no es el Estado central más otras 17 comunidades autónomas, sino un interés general que debe modular o matizar los intereses legítimos de cada una de las partes.

Por este motivo, ha continuado, tanto el Estado central como las comunidades autónomas deben ejercer sus competencias desde su propio interés pero sin olvidar el interés conjunto, el interés general. En este sentido, ha recordado que el artículo 2 de la Carta Magna se refiere a los principios de la autonomía, de la unidad y de la solidaridad o lealtad que ha proclamado como presidenta de las Cortes de Castilla y León.

"Desde las Cortes de Castilla y León defendemos la Constitución y el Estatuto como preciosos momentos y monumentos de la integración política. Reivindicamos la lealtad autonómica como el único principio que realmente puede solventar nuestros problemas y nos comprometemos a seguir ofreciendo a todos, con mayor fuerza aún si cabe, nuestro autogobierno útil y nuestra amistad autonómica", ha sentenciado en esta reunión de la máxima representación de las tres cámaras (alta, baja y Parlamento regional) para celebrar las normas fundamentales de la democracia española.

Clemente ha reivindicado los valores constitucionales de la libertad, la igualdad, la justicia y el pluralismo político para advertir de que nadie está por encima de la ley, "ni los políticos que deciden aprovechar su posición para lucrarse, ni los que creen que su comunidad política autonómica está por encima del marco constitucional".

Para Clemente a pesar de que hay "muchos y graves" problemas en la convivencia del país "está claro" que el Estado de Derecho funciona correctamente con especial hincapié en el estado social como "esencia" de las autonomías.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.