Ésta ha sido una de las intervenciones que ha realizado la Policía Municipal de Pamplona durante la semana pasada, en la que detuvo a nueve personas por conducir bajo los efectos del alcohol o sin permiso y en otros dos casos, además, hay delito de exceso de velocidad y de lesiones por imprudencia.

Hubo detenciones todos los días de la semana, con la única excepción del jueves: un detenido cada día, salvo el sábado, que fueron cuatro.

Además, Policía Municipal denunció por la vía administrativa a otras 23 personas, en 22 casos por positivos en alcohol o en drogas, y en uno, por conducir con el carné caducado. La mayoría de las denuncias se realizaron el fin de semana. Policía Municipal instaló controles preventivos de etilometría y drogas en diferentes puntos de la ciudad durante estos dos días y se controló a 823 conductores. De ellos, 17 dieron un resultado positivo: 16 en alcohol y uno en drogas. Es en estos controles donde fueron sancionados el conductor y la mujer que fue a recogerlo por positivo en alcohol.

La Policía Municipal recuerda que las consecuencias de este tipo de acciones pueden suponer la retirada del permiso de conducir entre 1 y 4 años, o una sanción económica entre 500 y 1.000 euros además de la retirada de entre 4 y 6 puntos del permiso de conducir.

Consulta aquí más noticias de Navarra.