Velas por las víctimas de la violencia de género
Velas por las víctimas de la violencia de género PARLAMENT IB - Archivo

Baleares se sitúa como la comunidad autónoma con más víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres en 2017, al registrar una tasa de 95,65 frente al 66,65 de media nacional, según datos difundidos este lunes por el Observatorio contra la Violencia de Género del Consejo General del Poder Judicial.

Los órganos judiciales con competencias en Violencia sobre la Mujer en Baleares contabilizaron durante el pasado año un total de 5.412 denuncias por violencia machista, lo que supone más de 14 denuncias diarias.

En comparación con el año 2016, Baleares ha aumentado la tasa, puesto que el año anterior, pese a seguir siendo la comunidad con la cifra más alta, las Islas registraron 93,31 mujeres víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres.

De las 5.412 denuncias presentadas en Baleares durante el año pasado, 5.368 se formalizaron por las propias víctimas. En 446 casos, las víctimas se acogieron a la dispensa a la obligación de declarar que permite la ley cuando el denunciado es cónyuge de la denunciante o se encuentra en una situación análoga a esta.

En lo que se refiere a órdenes de protección, los juzgados baleares computaron el año pasado 906 peticiones, de las cuales no se inadmitió ninguna. Se resolvieron a favor de la solicitante adoptando la medida 775 (86 por ciento), y se denegaron 131 (14 por ciento).

ÁMBITO NACIONAL

En el ámbito nacional, el aumento interanual de un 16,4% en las denuncias presentadas, alcanzándose un máximo histórico anual, y el descenso de más de dos puntos en el porcentaje de casos en que la víctima se acogió a la dispensa de la obligación legal de declarar, constituyen los datos más relevantes de la estadística.

También se observan en el Estado como datos significativos el aumento de algo más de un punto en las condenas a maltratadores y el incremento de 3,4 puntos en la adopción de órdenes de protección, incluidas las medidas judiciales penales de protección de las víctimas (tanto de mujeres como de su hijos e hijas) entre las que sobresalen las órdenes de alejamiento y las prohibiciones de comunicación acordadas.

Durante el año 2017, los juzgados españoles recibieron un total de 166.620 denuncias por violencia de género, lo que supone un incremento de 16,4 puntos respecto de 2016, cuando las denuncias fueron 142.893. Las mujeres víctimas de violencia machista fueron 158.217 (incremento del 17,7 por ciento), de las que eran extranjeras 48.110, un 30,4 por ciento.

La cifra de denuncias presentadas en 2017 se convierte en la más alta desde que se contabilizan estos datos, superando la cifra de denuncias presentadas en 2008 y en 2016, años en los que se produjeron más de 142.000 denuncias.

Algo más de un 69 por ciento de las denuncias presentadas lo fueron por la propia víctima, directamente en el juzgado o a través de atestados policiales. Las denuncias por intervención directa de la policía se sitúan en algo más del 15 por ciento de los casos. El número de denuncias presentadas por familiares de la víctima alcanzó un porcentaje ligeramente superior al dos por ciento del total. Los partes de lesiones recibidos directamente en el juzgado representaron algo más del nueve por ciento de las denuncias.

Algo más de un 10 por ciento de víctimas se acogió a la dispensa de la obligación legal de declarar

En el pasado año, en 16.464 casos la víctima de violencia de género se ha acogido a la dispensa de la obligación legal de declarar, lo que supone un porcentaje de un 10,4 por ciento en relación con el total de mujeres víctimas de violencia de género, cifra inferior en casi dos puntos a la del año anterior, que fue ligeramente superior a 12.

10.212 mujeres que se acogieron a la dispensa eran españolas, un 62 por ciento del total (porcentaje inferior al de 2016), y 6.212 eran extranjeras, un 38 por ciento, porcentaje este último que supera en casi cinco puntos al del año anterior.

INCREMENTO DE ÓRDENES DE PROTECCIÓN.

Durante 2017 se solicitaron 44.106 órdenes de protección en los órganos judiciales. Un total de 38.501 órdenes de protección (que incluyen medidas de protección y seguridad de las víctimas) fueron solicitadas en los juzgados de violencia sobre la mujer y otras 5.605 lo fueron en los juzgados de guardia.

El incremento de solicitudes de órdenes de protección en los juzgados especializados con respecto a 2016 fue de un 1,44 por ciento. Un 68 por ciento de las órdenes de protección solicitadas fueron adoptadas (26.044), 3,4 puntos por encima del año anterior.

En los juzgados de guardia, se acordaron 4.116 órdenes de protección, lo que supone un 73 por ciento del total de las solicitadas (un punto más que el año 2016), habiendo sido denegadas 1.488. En la mitad de los casos, la relación de pareja (cónyuge o relación afectiva) se mantenía en el momento de la solicitud de la orden de protección.

Un 29 por ciento de las mujeres víctimas que solicitaron orden de protección en los juzgados de Violencia sobre la Mujer fueron extranjeras y un 2 por ciento del total (españolas y extranjeras) eran menores de edad en el momento de la solicitud. Porcentajes que coinciden con los del año anterior.

Además, derivadas de las órdenes de protección y otras medidas cautelares, se adoptaron 61.069 medidas judiciales penales de protección de las víctimas (mujeres y menores), entre las que destacan la orden de alejamiento y la prohibición de comunicación, que se adoptaron respectivamente en un 66,2 y un 63,9 por ciento del total de órdenes de protección acordadas.

En 2017, los juzgados de violencia sobre la mujer adoptaron 23.874 órdenes de alejamiento y 22.825 medidas de prohibición de comunicación, lo que suponen datos similares a 2016, año en el que se produjo un importante incremento de 22 puntos respecto a las órdenes y medidas adoptadas en 2015.

Al mismo tiempo se dictaron 15.237 medidas civiles cautelares, tendentes a la protección tanto de la mujer como de los menores, mientras se resolvía el proceso penal. El número de medidas civiles adoptadas descendió con respecto al año anterior, en el que se acordaron 16.485. Un 19 por ciento de las medidas adoptadas lo fueron en relación con la prestación de alimentos y un 16 por ciento resolvieron la atribución de la vivienda.

Un cinco por ciento de las medidas adoptadas (1.263) supusieron la suspensión de la guarda y custodia mientras que un tres por ciento de las medidas (749) tuvieron como finalidad la suspensión del régimen de visitas.

En 2017 volvió a incrementarse el porcentaje de sentencias condenatorias dictadas por los órganos judiciales españoles en procesos relativos a violencia de género. Frente al 62,6 por ciento de condenas que se produjeron en 2015, y el 66,2 por ciento de 2016, en el pasado año el porcentaje se ha situado en el 67,4 por ciento.