Los hechos se han producido en el kilómetro 72 de la carretera N-121-B (Pamplona-Francia por Baztán), cuando la patrulla ha observado un turismo circulando irregularmente. En el vehículo viajaba un matrimonio con su hijo de once años.

El conductor presentaba síntomas de ebriedad y ha sido trasladado a Pamplona, donde al ser extranjero pasará a disposición judicial esta misma mañana. Del vehículo se ha hecho cargo la madre, cuya tasa previa ha sido de 0.00 mgr/litro aire espirado, según ha informado la Policía Foral.

Consulta aquí más noticias de Navarra.