Martínez Aguijarro
Martínez Aguijarro JCCM

Martínez Guijarro, que ha participado en Olmeda de la Cuesta (Cuenca) en la plantación de un retoño de Gernika junta a la presidenta de las Juntas Generales de Bizkaia, Ana Otadui, ha recordado que este municipio conquense se ubica en la comarca de La Alcarria, una de las zonas más despobladas de la Unión Europea.

En este sentido, ha pedido este "revelarse frente a la adversidad de la despoblación", el principal problema que hay en varias comarcas de la Comunidad Autónoma y, especialmente, en la provincia de Cuenca.

"Aquí hay menos habitantes que en Laponia", ha dicho, lo que dificulta el desarrollo de actividad económica y la prestación de servicios públicos. Aun así, ha añadido, "esta zona es de los pocos territorios que ceden agua, pues a pocos kilómetros surge el trasvase Tajo-Segura, hipotecando el desarrollo de toda la zona".

Del mismo modo, ha destacado el esfuerzo que realiza el Gobierno de Castilla-La Mancha por acercar los servicios a los municipios más pequeños, citando a modo de ejemplo el hecho de que el Ejecutivo regional tenga que invertir en la extensión de la banda ancha en aquellos territorios que las compañías no consideran rentables por la escasez de habitantes.

Además, ha señalado que el Gobierno regional ha puesto en marcha de una estrategia de lucha contra la despoblación con la aprobación, por ejemplo, de la Inversión Territorial Integrada (ITI) y la próxima convocatoria de las órdenes específicas de ayudas dirigidas a las entidades locales por un importe superior a los 100 millones de euros.

En este punto, ha agradecido la "lucha titánica" de ayuntamientos como el de Olmeda de la Cuesta que, encabezado por su alcalde José Luis Regacho, "dedica todos sus energías a cambiar un destino que parecía inevitable, su desaparición"; así como a la puesta en marcha de novedosas iniciativas como la puesta a disposición de solares a bajo coste.

EL ÁRBOL SÍMBOLO DE LAS LIBERTADES

La plantación de árboles emblemáticos que representan a diferentes Comunidades Autónomas desembocará en la creación de un paseo etnobotánico que unirá el pueblo con la Ermita de San Sebastián.

En esta jornada festiva se ha procedido a la plantación simbólica de un serbal de los cazadores, en representación de Castilla-La Mancha; un pinsapo, reliquia de los bosques de coníferas terciarios de Andalucía; y un retoño de Gernika, símbolo de la lucha por las libertades que ha sido testigo de la historia de España en general, y de Euskadi en particular.

"No creo que la plantación de este árbol en Olmeda de la Cuesta tenga parangón alguno en el mundo. Nunca un pueblo tan pequeño ha tenido un símbolo universal tan grande. Somos unos privilegiados y espero que sea el punto de inflexión de esta larga agonía que padecemos desde los años 60", ha dicho el primer edil en referencia a la pérdida de población.

Además, próximamente está prevista la llegada de un olivo de Jerusalén que ocupará un lugar de honor como los árboles plantados este domingo, o el cedro del Líbano.

Por su parte, la presidenta de las Juntas Generales de Bizcaia, Ana Otadui, se ha referido a la importancia que tiene el árbol de Gernika para su territorio por representar "nuestras libertades perdidas y nuestro anhelo de paz y convivencia en una ilusionante época en la que por fin ha terminado el sangriento terrorismo de ETA".

Desde hace casi dos siglos, retoños del árbol de Gernika han sido plantados en los cinco continentes y, al igual que ya en Olmeda de la Cuesta, hay ejemplares de esta estirpe milenaria junto al campo de exterminio de Auschwitz, cerca del Capitolio de Washington o en el campo de concentración de Gurs.

Consulta aquí más noticias de Cuenca.